Arbizu desvela la dieta de jugadoras en el Mundial

Arbizu desvela la dieta de jugadoras en el Mundial

Javier Arbizu, cocinero de la Selección española desde hace más de 28 años, está cuidando al milímetro la dieta de La Roja en el Mundial de Francia. Reconoce que lo más importante es buscar materia prima: “No se necesita mucho más. Luego tengo que seguir las directrices que marca el doctor. No se ha podido traer nada de España. Todo lo hemos cogido aquí. Se pasa al hotel la lista y hacen la compra. Luego elaboro los menús y lo cocino yo todo. En Francia no estamos teniendo ningún problema con los productos. La carne es buena, el pescado es bueno, la verdura también. No ha habido ni la más mínima alteración”.

Su primera vez en las cocinas de España fue en los Juegos Olímpicos de 1992. Ha pasado por todos los equipos y todas las modalidades. Nadie conoce como él las claves de la alimentación de España. Reconoce que es un grupo fácil: “Comen de todo. La verdura les gusta mucho. La lasaña, el arroz. Prácticamente comen de todo. Creo que el pollo es el plato estrella. Aunque empiezan a comerlo mejor, tengo más problema con que coman pescado”.

Durante la semana siguen una línea. “El primer plato siempre se basa en pasta, arroz, luego también hacemos algunas sopas o cremas. El segundo plato es prácticamente pescado, carne y pollo. Con esas tres cosas está arreglado”. Luego llega el premio, tras los partidos. “El premio depende del doctor, pero después de los partidos con unas simples tortillas de patatas las tenemos contentas. Hacer natillas, arroz con leche, unas hamburguesas”, afirma. Todo se acaba ese día. Ahora llega Estados Unidos. El día de partido también siguen unas directrices: “Las ensaladas son más reducidas. Ese día simplemente se pone una pasta con pechuga de pollo y un puré de patatas, nada más”.

"Contra Estados Unidos no nos vamos a hacer pequeñas"

“Contra Estados Unidos no nos vamos a hacer pequeñas”

Marejada en AFE: David Aganzo despide a dos de sus pilares

Marejada en AFE: David Aganzo despide a dos de sus pilares