Petrucci debe convertir a Dovizioso en campeón

Petrucci debe convertir a Dovizioso en campeón

Continuamente se ha dicho en el paddock que tu mayor rival está al otro lado del garaje… siempre y cuando te dejen pelear con él. En poco, por no decir nada, se parecía la cara de Petrucci cuando cayó la bandera a cuadros en Assen respecto a la de aquel piloto que cumplió su sueño en Mugello, una de las dos citas en las que el italiano ha finalizado por delante de Andrea Dovizioso este año. Holanda podría haber sido la tercera. La dupla de Ducati llegó a las últimas vueltas jugándose, junto a Morbidelli, del cuarto al sexto puesto, pero se vio a un Danilo muy cauto que volvió al garaje con los deberes hechos, y bien, para los de Borgo Panigale.

En Bolonia han alzado a un líder con el que quieren convertirse en campeones. Pese a contar con una pareja muy competitiva y que conoce al dedillo la Desmosedici, Ducati le está dando todo el poder a Dovizioso para hacer de Petrucci su aliado, o su ‘escudero’ como ya se le denominó en su día. “Es un reto complicado porque tengo que ser particularmente cuidadoso con él”, decía el piloto de Terni en ‘GPone’. Tan complicado fue, que por no poner en apuros al de Forlí cedió su posición incluso con Morbidelli para terminar sexto: “En la última vuelta, para no atacar, no me cubrí y Franco me pasó”.

Niega una estrategia de equipo, sin embargo, sus acciones no dicen lo mismo. Dovizioso es segundo en el campeonato, a 46 puntos de Márquez, y según el italiano simplemente por ese motivo no puede “arriesgar mucho” en un posible mano a mano. “Sólo me dijeron que no me arriesgara a adelantarle”, confesaba, como si eso no fuese una orden hacia un piloto también con opciones, es tercero en la general y a tan sólo ocho puntos de su compañero, para cumplir el deseo de la marca: “El objetivo es ganar el Mundial con Andrea”. Y Petrucci, con la renovación en juego, tampoco quiere “arriesgar mucho”…

Se desata la 'Verstappenmanía': un pabellón lleno vibra con él

Se desata la ‘Verstappenmanía’: un pabellón lleno vibra con él

Marko podría cumplir la promesa que hizo en Tokio

Marko podría cumplir la promesa que hizo en Tokio