“La Champions en Portugal será un éxito grandísimo”

"La Champions en Portugal será un éxito grandísimo"

João Paulo Rebelo ha sido más que el secretario de Estado para el Deporte de Portugal los últimos meses. Ante la emergencia del coronavirus y la dedicación de su Gobierno en la lucha contra la pandemia, Rebelo trabajó también de coordinador del combate a la COVID-19 en Lisboa y la región central del país y ayudó en la labor que convirtió a Portugal en una de las referencias mundiales en la pelea contra la enfermedad. Lo que Rebelo no podría imaginar es que su trabajo temporal en el área de la salud le daría un premio a su Secretaría: el derecho de organizar la fase final de la Champions. Rebelo recibió a AS en Lisboa. Y habló del orgullo que se siente estos días en su país.

¿Cómo están viviendo estos días anteriores a la fase final de la Champions en Lisboa?

Muy ansiosos y felices con la oportunidad de acoger a un campeonato histórico. Claro que no se vive en las calles un gran ambiente como normalmente se espera. Pero el mundo vive un momento distinto y será un torneo distinto. Aunque no tengamos aficionados, Lisboa en su alma ya vive intensamente esta emoción. Estoy convencido de que será un grandísimo éxito.

Cuando una ciudad se postula a recibir una final de Champions, hay todo un interés económico por detrás, con los aficionados que viajan para animar a sus equipos. Algo que este año no sucederá…

La gran diferencia no será el hecho de que no habrá público y sí que esta fase final de la Champions será, sin duda, el más importante evento deportivo del mundo en 2020. El que tendrá la mayor audiencia, el mayor interés alrededor del planeta. Eso significa que la imagen de Portugal, la Marca Portugal, estará en un escaparate… y no sólo en la final. Durante casi dos semanas, Lisboa y Portugal estarán por todo el mundo. Este tipo de exposición es inédito para el prestigio e imagen del país.

Estará orgulloso, ¿no?

Es un orgullo muy grande para todos los portugueses. Estamos todos felices, sobre todo por esta sensación de deber cumplido. Hemos trabajado mucho. Hicimos todo lo debido y el resultado final es este. Todo el país debe estar orgulloso. Vamos a recibir también un Gran Premio de Fórmula 1 en octubre y el último del Mundial de MotoGP. Es un reconocimiento al comportamiento de todos los portugueses, que seguimos haciendo nuestro trabajo en el combate contra la pandemia.

¿Cómo explica este éxito en esa lucha contra la pandemia?

Hemos tomado las medidas necesarias cuando correspondían. La actitud de la población fue esencial porque entendieron la gravedad de la situación y tuvieron desde el principio un comportamiento ejemplar. Gracias a todo eso felizmente hemos logrado resultados positivos, ya que la actividad epidémica está relativamente baja y controlada.

El Secretario de Estado del Deporte de Portugal, João Paulo Rebelo, recibe a Diario AS en Lisboa.

Pasado el confinamiento, ¿cuál es el gran desafío a día de hoy?

Evitar al máximo los nuevos contagios, protegiendo sobre todo a los más vulnerables. El mensaje más importante a la población es que el virus no anda solo. Cada uno de nosotros tenemos que ser un agente sanitario que trabaja en el combate a la pandemia en nuestro día a día. Si no somos responsables de nuestras actitudes, da igual que se escriban leyes o protocolos.

¿Le preocupa los positivos del Atlético de Madrid?

Los portugueses seguimos muy comprometidos en la lucha contra la pandemia. Principalmente muy cumplidores de los protocolos en nuestra rutina diaria. Obviamente miramos con inquietud a estos casos positivos de los jugadores del Atlético, pero confiamos plenamente en el protocolo de la UEFA, que es muy riguroso en casos como éste. Confiamos en el trabajo que se está haciendo para garantizar la seguridad de los jugadores y de la población.

Habrá sido una gran decepción la eliminación de la Juventus de Cristiano Ronaldo…

Fue una tristeza muy grande principalmente viendo el esfuerzo que Cristiano hizo, marcando dos goles. Para los portugueses habría sido espectacular ver a Cristiano jugar aquí en Lisboa. Pero nos alegramos por Anthony Lopes (portero del Lyon) que es otro portugués clasificado.

Sin Cristiano, ahora toca animar a João Félix…

Cristiano es un icono, el capitán de la selección, el mayor de todos. Pero también tendremos a Semedo, Bernardo Silva, João Cancelo, por ejemplo. Ahora João Félix quizá representa el futuro, fue protagonista de un traspaso histórico y se espera mucho de él por aquí.

¿Y los próximos pasos para el deporte en Portugal?

Queremos la vuelta de los aficionados a los estadios y estamos trabajando para eso. Creo que vamos a lograrlo al principio de la próxima temporada. Tenemos muchas ganas de que eso pueda ser posible. Lo que estamos haciendo ahora es encontrar un equilibrio entre lo que se quiere y lo que recomienda las autoridades sanitarias. La liga quiere un 50% del aforo de los estadios, pero todavía no sabemos si este número es realista. Tenemos varios planes sobre la mesa y decidiremos en conjunto con las autoridades sanitarias lo que más se adecue a la nueva realidad que vivimos.

"El Leipzig es un martillo pilón"

“El Leipzig es un martillo pilón”

Neymar ante su gran reto

Neymar ante su gran reto