Los clubes confirman la vuelta del público a los estadios y su enfado con el Gobierno

Los clubes confirman la vuelta del público a los estadios y su enfado con el Gobierno

Javier Tebas, presidente de LaLiga, ha reunido en la mañana de hoy a todos los equipos de Primera y Segunda División de manera conjunta (a través de medios telemáticos) tras el anuncio de la reapertura de los estadios en las dos últimas jornadas. El criterio para abrirlos (solo en Comunidades en fase 1 epidemiológica, es decir, menos de 50 de incidencia acumulada) no ha gustado nada en los clubes, se esperaba mayor aperturismo por parte del Gobierno tras lo hablado en las anteriores reuniones. Aun así, los equipos lo aceptan y ya preparan distintos planes para la vuelta de los aficionados. Un regreso que se quiere realizar con todas las medidas sanitarias, acordes a cada Comunidad, pero que también suponga un ambiente festivo y una pequeña victoria contra el virus. A la par de experimento de cara la próxima temporada.

Los equipos de LaLiga han mostrado su enfado con el Gobierno durante la reunión. Consideran incoherentes las medidas. Como, por ejemplo, que algunos equipos no puedan abrir sus campos cuando sus ciudades están en Fase 1, pero su Comunidad no. A lo que hay que sumar que sí puedan abrir esos mismos campos para otras categorías (Segunda B o fútbol femenino) u otras disciplinas.

Además, están dolidos de que el Gobierno mantenga las competencias del fútbol profesional, mientras que la de otros deportes y el fútbol no profesional depende de las Comunidades Autónomas. Algo que solicitó LaLiga al Ministerio y al CSD, pero cuya petición no ha sido escuchada. Consideran que la decisión de abrir ahora los estadios tiene más un trasfondo político que deportivo. Entienden que no se quieren traspasar esas competencias a las Comunidades porque algunas de ellas abrirían los campos cuando desde el Gobierno creen que por la situación sanitaria no se debería. Pero algunas fuentes consultadas también apuntan a que desde el Gobierno ha habido un cambio tras las elecciones en Madrid, pasando de una tendencia conservadora a una de aperturismo tras el resultado de dichos comicios, que ganó Ayuso bajo el lema de la mayor libertad. Algo que podría haber influido en recibir ahora el sí a abrir las puertas de los estadios. LaLiga había recibido anteriormente varias negativas del Gobierno a pesar de llevar un año con dichas conversaciones y que esperaban haber recibido el visto bueno antes y no ahora. Desde la patronal se pretendía que el regreso de los hinchas se hubiera producido por lo menos hace un mes, lo que hubiera permitido reducir el ruido sobre la integridad de la competición (si ayudará o perjudicará la presencia de aficionados en los estadios para la pelea por el título, Europa o el descenso) y hubiera servido para demostrar que el fútbol es seguro de cara a la campaña de abonados de la próxima temporada.

Aunque LaLiga no va a realizar ningún comunicado valorando la decisión del Gobierno, varios de los clubes que sienten perjudicados sí lo están haciendo a título individual para mostrar su desacuerdo. Pero no sólo existe enfado en los equipos de Primera y Segunda División, también en la Federación Española de Fútbol, ya que no se les ha consultado nada.

Preparativos para la vuelta del público

LaLiga tiene preparado desde hace un año un protocolo para cuando llegase este momento y los aficionados volviesen a los estadios: horarios de llegada y de salida, requisitos de las instalaciones, normas sanitarias que deben cumplir los hinchas como estar a metro y medio y no poder fumar, llevar mascarillas FPP2 sin válvula… Un documento que se ha ido actualizando según se ha ido conociendo más el virus y ha evolucionado la pandemia para adecuarlo a las normas sanitarias vigentes. Hace una semana, la Comisión Delegada de LaLiga aprobó el borrador y que se reabrirán sí unos estadios y otros no en caso de que la situación epidemiológica de algunas Comunidades no lo permitiese. Es más, aunque algunos clubes tengan autorización para abrir ya su estadio podrían no hacerlo, ya que la decisión es voluntaria y no obligatoria. La decisión la tomará cada equipo de manera individual y no se descartan sorpresas negativas.

Algunos clubes están ultimando el criterio para decidir qué aficionados son los que entrarán al campo. Mientras unos meditan precios populares otros piensan en sorteos y que sean entradas gratuitas. Cada equipo adaptará el protocolo a las exigencias sanitarias de su Comunidad e incluso alguno como el Castellón daría menos cabida de la permitida: estaría en torno a los 4.000 cuando el Gobierno ha dado el visto bueno a un 30% del aforo siendo 5.000 espectadores la cifra máxima permitida. Se pretende que la experiencia de estas dos jornadas sirva como experimentado para la próxima temporada, cuando se espera que el aforo permitido sea mayor y se pueda acceder en todas las Comunidades Autónomas. El inicio de la próxima campaña fue otro de los puntos del día en la reunión de los clubes. Tras el acuerdo de LaLiga con AFE, los equipos aprobaron iniciar la próxima temporada el 13 de septiembre. Solo falta que la RFEF lo apruebe.

De momento, Comunidad Valenciana, Galicia, Extremadura, Baleares y Murcia serán los territorios beneficiados, pese a que en algunos casos no se ha confirmado con rotundidad al estar sus ratios entre una fase y otra. De hecho, al no publicar el Gobierno una lista con los partidos afectados, han quedado varias dudas en el aire sin resolver que se esperan aclarar hoy. Asturias y Canarias, en fase 2 pero con opciones de entrar en fase 1 pronto, tienen opciones de ver público en este tramo final en las gradas de Oviedo, Sporting, Tenerife y Las Palmas, así como en sus equipos de ACB (Tenerife y Gran Canaria).

Los encuentros de Primera que podrán tener público son el Villarreal-Sevilla y Valencia-Eibar de la jornada 37ª; y el Elche-Athletic, Levante-Cádiz y Celta-Betis de la 38º. En Segunda, habrá hasta ocho partidos en este tramo decisivo de campeonato. Y en la ACB, cuatro a disputar en la Fuente de San Luis (Valencia Basket), en el Palacio (UCAM Murcia) y en Fontes do Sar (Santiago). El MoraBanc Andorra, que ya metió público en Europa, espera directrices. El caso de Extremadura no afecta al deporte profesional.

“Será con el 30% de afición local y con un tope de 5.000 personas. La Comunidad Valenciana puede: los partidos de Valencia, Villarreal, Levante, Castellón y Elche podrán tener público”, explicó el ministro José Manuel Rodríguez Uribes ayer.

Valencia se prepara para abrir los estadios

Los tres clubes de fútbol valencianos beneficiados ya para este fin de semana por la decisión de Sanidad y la Liga estudian a fondo los pormenores de la vuelta al público. Cada uno de ellos, Valencia, Villarreal y Castellón, tienen sus particularidades. Por orden de regreso de espectadores, el Castellón, que juega el sábado a las 16:00 horas, trabaja contra reloj para poner en marcha el protocolo que tenía previsto. En su caso, para cumplir con las medidas de seguridad dictadas por Sanidad, a las gradas del estadio de Castalia accederán 4.000 personas. El club ha informado informar este jueves que se realizará un sorteo entre sus abonados y las entradas serán gratuitas.

Valencia y Villarreal tienen también sus particularidades. Mestalla abrirá seguro sus puertas el domingo al público, así lo ha confirmado el club. Pero está por detallar qué zonas concretas del estadio darán cobijo a los 5.000 espectadores que en principio accederán (poco más de un 10% del aforo de Mestalla). En principio, por logística, la grada de Tribuna permanecerá cerrada. La razón radica en que las zonas de acceso del público desde la Avenida Suecia están ocupadas durante la pandemia por los vestuarios del equipo local y visitante. El club che, según protocolo, dará prioridad a los 6000 abonados que optaron por la Opción 1 en el plan de compensación que les presentó el club para los partidos que se jugaron a puerta cerrada en la 2019/2020. En su web informan de los plazos de venta de entradas online.

El Villarreal, que curiosamente hoy ha informado que todos los aficionados que se apuntaron para el viaje a Polonia para la Europa League tienen plaza asegurada, mantiene silencio institucional al respecto de estudiar con detalle la vuelta de público a La Cerámica para el partido del domingo contra el Sevilla. No obstante, operarios de la entidad han empezado ya a preparar los accesos (algunos estaban en obras) y los asientos (ocupados actualmente por cartulinas con las caras de aficionados), aunque el Villarreal, de momento, no ha comunicado oficialmente su decisión.

En las Islas Baleares, por su parte, como existe toque de queda (a las 23:00) se ha cambiado el horario para que los aficionados puedan acudir al partido sin infringir la ley. Por ello, el parido entre Mallorca y Alcorcón del domingo se ha pasado de las 21:30 a las 20:45.

Xavi y la 'cláusula Barça'

Xavi y la ‘cláusula Barça’

Trey Thompkins es operado y se perderá lo que resta de curso

Trey Thompkins es operado y se perderá lo que resta de curso