Mauri: “Quiero conocer a Vansevenant, me enorgullece”

Mauri: "Quiero conocer a Vansevenant, me enorgullece"

Melcior Mauri conquistó la Titan Desert en 2007, en la que era tan solo la segunda edición de la prueba reina de bicis sobre el desierto de Marruecos. Este año se está celebrando la 16ª, aunque el catalán, de 55 años, reconoce que ya viene “para disfrutar, sin objetivos”. Es uno de los líderes del KH7, el que se encarga la tarde antes de cada etapa de confeccionar los tracks y los GPS para que sus compañeros vayan por el recorrido correcto y, sobre el desierto, el que lidera la marcha y los cambios de trayectoria que haya que tomar. “Sí que puede ser que sea una de las ruedas a seguir entre el pelotón en ese aspecto (por detrás de los líderes destacados). Mi objetivo aquí es introducir a gente nueva del equipo y coordinar. Por ejemplo, trato de llamar a algún compañero excorredor, como es Abraham Olano y que vengan a correr“, cuenta a AS junto a las dunas de Erg Chebbi.

Mauri, con el dorsal 16 en Marruecos

El ciclista de Vic fue profesional desde 1987 hasta 2003, logrando 37 victorias a lo largo de su carrera, siendo el triunfo de mayor entidad el de la general de La Vuelta en 1991. Numerosos son los participantes en la Titan que, en el campamento, piden una foto o charlan con Mauri. “Para mí es satisfactorio, un bonito recuerdo de mi patrimonio deportivo. Muchas veces son ellos que se acuerdan de anécdotas o de momentos exactos de mi carrera que ya ni me suenan algunas veces”, cuenta. Sin embargo, puede que su mayor homenaje lo tenga… en Bélgica. Mauri Vansevenant (22 años), prometedor corredor del Deceuninck que ya estrenó esta temporada su palmarés y también corrió La Vuelta 2021 (acabó el 101º), lleva ese nombre en honor a Melcior. Se lo puso su padre, que también fue corredor.

“Mi padre ha tenido una buena influencia en mí, me dio buenos consejos. Le encanta montar en bicicleta en incluso mi nombre es en honor al corredor español y ganador de La Vuelta Melcior Mauri”, explicó el joven talento belga tiempo atrás, cuando fue renovado por el Deceuninck hasta 2023. “Es algo que me enorgullece. Cuando me enteré que el corredor llevaba mi apellido como nombre suyo me encantó. Quiero conocerle, me haría ilusión”, desea Mauri mientras reposa en el desierto de Erg Chebbi. El padre de Vansevenant, Wim Vansevenant, corrió desde 1994 hasta 2008, logró un triunfo en su carrera y quedó último en tres de los cinco Tour de Francia que terminó. “Con el padre no recuerdo haber tenido contacto mientras competía. Imagino que fue una decisión suya propia la de poner ese nombre a su hijo por mí”, señala Melcior.

Mauri Vansevenant en La Vuelta 2021

Ahora, uno de los pilares del KH-7 en el desierto, también sigue el ciclismo de carretera de cerca, ya que es comentarista de La Ser durante el Tour y La Vuelta. “El ciclismo vive un gran momento con los Pogacar, Van Aert, Roglic, Bernal, Alaphilippe… aunque mi favorito es Van der Poel. Me gusta mucho su forma de correr, su desparpajo, pero llegará el momento que tendrá que decidir que modalidad hacer únicamente para planificar mejor las temporadas”, argumenta. Entre los españoles, confía “en que los chavales jóvenes que están saliendo hagan buen papel”, aunque reconoce que “ha habido una laguna en los últimos años”. Una sequía que todavía es mucho más pronunciada en la contrarreloj: “Olano y yo fuimos campeón y subcampeón del mundo el mismo año (1998), Indurain y el propio Olano oro y plata olímpica en 1996… y ahora piensas que cuando vamos a repetir eso”. Lo que sí que sabe Mauri es que su futuro, “si el tiempo se lo permite”, seguirá ligado a la Titan Desert. “Me gustaría seguir aquí año tras año”. Un referente en el desierto.

Astana se refuerza con Sebastián Henao y Leonardo Basso

Astana se refuerza con Sebastián Henao y Leonardo Basso

El Tour 2022, a punto de desvelar sus secretos

El Tour 2022, a punto de desvelar sus secretos