Ricky Rubio se queda a las puertas frente a sus ex de Phoenix

Ricky Rubio se queda a las puertas frente a sus ex de Phoenix

Excelente disposición de los Cavaliers un día más pese a no poder alcanzar la victoria. A otro favorito a grandes cosas le han vuelto a llevar al límite. Como ha pasado recientemente con los Nets, del Este, también ha ocurrido este miércoles con los Suns, del Oeste. Los subcampeones de la temporada pasada visitaron Cleveland y se fueron con un partido echado al bolsillo con muchísimo sudor y esfuerzo. 

A Phoenix le tocó remar más que a su rival en la segunda parte para poder cerrar el marcador en 115-120. Con ello mantienen una racha espectacular que precisamente comenzó en la ida contra Cleveland. Son 14 victorias consecutivas, que se dice pronto. 

Los Suns están sufriendo la baja de uno de los suplentes que más rendimiento le estaban dando en este inicio de temporada, Frank Kaminsky, pero van resolviéndolo bien con la compacta plantilla que han formado. Los llamados a provocar más puntos son los que los sacaron en el Rocket Mortgage FieldHouse y con ello solventaron este compromiso. Se van al pequeño parón de Acción de Gracias en la nuca de los Warriors, los líderes después de este primer mes. 

Los Cavaliers no apostaron por rotación corta, les tocó por las circunstancias, y se les notó al final. Ricky Rubio, espectacular este año, también vio temblar su muñeca en los instantes decisivos. Dos tiros libres seguidos del español que no entraron a la cesta sentenciaron la derrota de los suyos frente a uno de sus ex. El base de El Masnou se fue hasta los 15 puntos, pero con una mala serie de tiros de campo, 5/20, y los mencionados errores que, de no haberse producido, habrían mantenido a los Cavaliers a uno a falta de cuatro segundos para terminar. En los Suns el máximo anotador fue Devin Booker (35) y Chris Paul brilló en la dirección y los tiempos (+23). Jarrett Allen, con 25 puntos y 11 rebotes, fue el más destacado de los locales. 

Booker empezó como una moto y colocó a su equipo por delante. Ya tuvieron una ventaja de siete puntos durante varias posesiones del primer cuarto. Tuvo que llegar el primer cambio de titulares a suplentes de Bickerstaff para agitar un poco a los suyos. Bajo el control de Ricky se rebajó pronto la desventaja con dos triples de Love y jugadas por lo alto en los dos aros de Allen. Eso para igualar. Para empezar a sacar la cabeza, otros dos tiros de tres de Osman, que acabó con cinco aciertos y está haciendo de ello su nuevo sello personal.

Booker seguía, del seis de seis pasó al siete de siete. Daba la sensación de que con poco los Suns se iban hacia arriba. Así era. A los Cavs les costaba mucho hacer una diferencia de más de cinco; a los Suns, menos. A mitad del tercer cuarto ya estaban siete arriba otra vez los visitantes después de todo lo trabajado por los locales. 

Booker dejó espacio a otros actores. De hecho sólo metió tres puntos en la manga decisiva. Estaban diez arriba y se quedaron sólo con uno de ventaja tras otro triple de Osman. Ahí decidieron los tiros libres. Crowder y, sobre todo, Paul estuvieron acertados para forzar y marcar lo que no estuvo Ricky en esa acción en la que, errando los dos tiros de la misma tanda, dejó a sus Cavs si una opción de réplica final para forzar la prórroga y ahí se quedaron.

Nuevo golpe encima de la mesa de Willy Hernangómez

Nuevo golpe encima de la mesa de Willy Hernangómez

El Rey ruge en Indiana

El Rey ruge en Indiana