sábado, julio 20, 2024
Santo Domingo, Rep. Dom
Mundo

Argentina se juega contra Canadá el pase a la final de la Copa América y Messi busca vencer al tiempo

Si la lista de defensores a los que Lionel Messi gambeteó, eludió y volvió a pasar durante dos décadas es interminable, desde Asier del Horno en 2006, Jerome Boateng en 2015 y Josko Gardiol en 2022, el 10 argentino comenzó a enfrentar a sus 37 años al marcador más implacable: el tiempo. Siempre mágico y a solo dos partidos de poder volver a salir campeón con la Albiceleste, Messi ahora también desafía a un combo tan desconocido como inevitable, el de la edad, las lesiones y un físico que en el último año se acostumbró a la MLS, una liga por fuera de la alta competencia.

Tras un durísimo partido ante Ecuador, en el que Messi intervino poco en el juego, Argentina y su capitán enfrentarán este martes a la sorpresiva Canadá, en Nueva Jersey, por las semifinales de la Copa América Estados Unidos 2024, un torneo que tampoco ayuda. Los campos de juego emparchados de césped natural o sintético en magníficos estadios de fútbol americano, pero mal adaptados al fútbol, despertaron la crítica de varios jugadores y provocaron más de una lesión.

Si bien la Conmebol pareció diseñar un fixture para que Argentina y Brasil llegaran a la final -y la Uruguay de Marcelo Bielsa interrumpió ese camino-, en verdad a la Copa América le importa mucho más, casi únicamente, todo lo que haga o deje de hacer Messi, también por encima de la selección campeona del mundo. Convertido en una celebridad que atrae hasta a las figuras de Hollywood, el 10 del Inter Miami venció a la falta de cultura estadounidense en el fútbol masculino y se convirtió en una celebridad por fuera del deporte.

Messi, sin embargo, aún no levantó vuelo en el torneo. Por ahora no convirtió goles y, símbolo de su inicio desangelado, incluso erró un penal en la dramática definición ante Ecuador.

De los cuatro partidos de Argentina en la Copa, Messi solo jugó en plenitud física uno, el del debut, justamente ante Canadá, cuando tuvo un buen rendimiento y participó en las jugadas de los dos goles de la Albiceleste. Pero ya en el segundo encuentro, frente a Chile -a las 24 horas de haber cumplido 37 años-, el 10 se lesionó el aductor derecho en la primera jugada y, aunque completó los 90 minutos, quedó claro que reguló su esfuerzo físico para evitar recrudecer la molestia.

Los médicos de la selección debieron ingresar al campo de juego de Nueva Jersey, también sede del partido de hoy –y señalado por los jugadores de la NFL como el más proclive a las lesiones-, para masajearlo y aplicarle hielo. Como Argentina había ganado los dos primeros partidos y ya estaba clasificada para los cuartos de final, Messi permaneció en el banco de suplentes contra Perú, en el cierre de la primera ronda.

Pero su regreso ante Ecuador, lejos de despejar las dudas, las potenció. Según estadísticas que se registran desde 2011, fue su partido en la selección en el que sumó menos toques de pelota: 32.

Perjudicado por una pobre actuación general de Argentina, el capitán solo pateó una vez al arco e intervino en ataque por primera vez a los 21 minutos. Eso sí: aun en dosis reducidas, su talento siempre es a prueba de lesiones: el 10 habilitó de manera magistral a Enzo Fernández, que erró en la definición, y envió el córner que terminó en el gol de Lisandro Martínez.

Messi reconoció tras el partido que jugó con “miedo psicológico” a lesionarse y el técnico de la selección, Lionel Scaloni, explicó por qué permaneció los 90 minutos: “Le iba preguntando cómo estaba y me decía que bien. Terminó bien, faltando 4 o 5 minutos le preguntamos de nuevo y estaba bien, no creo que tenga problemas”.

Con Messi al 50%, quedó claro que, si se trataba de otro jugador, el técnico lo habría reemplazado, pero confió en las sensaciones del 10, que se consideró seguro para completar el partido. Ya este lunes, en la conferencia previa al partido ante Canadá, Scaloni fue consultado nuevamente sobre el estado físico de Messi, a quien confirmó como titular: “Leo está bien, se entrenó bien y será parte del partido.

Es fundamental para nosotros. El 99 por ciento de las veces está para jugar y nunca me pasó que no estaba para jugar.

Es una decisión muy fácil porque es una conversación muy franca: ‘Estás para jugar?’ ‘Sí, estoy en condiciones’. Si él me dice que está en condiciones, ¿quién tendría dudas para ponerlo? Me hago responsable de eso.

El que decide soy yo y cuando lo veo en condiciones para jugar, incluso sin estar al 100%, va a jugar”. También campeona defensora tras su título en Brasil 2021, Argentina arrancó con solidez su paso por Estados Unidos con tres triunfos seguidos, 2-0 a Canadá, 1-0 a Chile y 2-0 a Perú, pero dio un paso atrás contra Ecuador, cuando clasificó gracias a su héroe en los penales, el Dibu Emiliano Martínez.

Liderada por su estrella Alphonso Davies, del Bayern Múnich, Canadá protagoniza el mejor torneo de su historia y quedó como el único representante de la Concacaf. En silencio eliminó a tres selecciones de la Conmebol, Chile y Perú en primera fase, y Venezuela en cuartos de final, por penales.

La restante semifinal se jugará el miércoles entre Colombia y Uruguay, de magníficas actuaciones hasta ahora, a la espera de la final el domingo, en Miami, la nueva sede del 10 argentino. Como todo lo que haga Messi tiene importancia, incluso cualquier proyección, especulación o exageración, hay quienes empezaron a lamentar lo lejos que todavía queda el Mundial 2026, también en Estados Unidos, cuando el genio tenga 39 años.

Pero, ya lo dijo el propio Messi, esa decisión la irá tomando día a día. Por lo pronto, este martes ante Canadá se jugará el pasaporte a una nueva final.

Messi ahora también quiere ganarle al tiempo..

Noticias Relacionadas

Ennoti.com, nos dedicamos a recopilar noticias de diversos medios periodísticos con el objetivo de mantener informada a la población dominicana sobre los eventos más relevantes que suceden tanto en el país como en el extranjero.