domingo, julio 14, 2024
Santo Domingo, Rep. Dom
Mundo

Cada vez más estadounidenses dicen que ir a la universidad no vale la pena, según estudio

Redacción internacional.- Los estadounidenses son cada vez más escépticos sobre el valor y el costo de la universidad, y la mayoría dice que siente que el sistema de educación superior de EE. UU. va en la «dirección equivocada», según una nueva encuesta.

En general, sólo el 36% de los adultos dice tener «mucha» o «bastante» confianza en la educación superior, según el informe publicado el lunes por Gallup y la Fundación Lumina. Ese nivel de confianza ha disminuido de manera constante desde el 57% en 2015.

Algunas de las mismas opiniones se han reflejado en la disminución de las matriculaciones a medida que las universidades enfrentan los efectos de la crisis de la deuda estudiantil, las preocupaciones sobre el alto costo de la matrícula y los debates políticos sobre cómo enseñan sobre la raza y otros temas.

También es tema de debate si es necesario tener una educación universitaria para lograr el éxito profesional, ya que solo 1 de cada 4 estadounidenses dice que es necesario un título de licenciatura para conseguir un trabajo bien remunerado, según una encuesta de marzo del Pew Research Center.

Las oportunidades de empleo y los ingresos de los hombres jóvenes sin título universitario han mejorado en la última década, revirtiendo parte del daño económico que erosionó la suerte del grupo a partir de la década de 1970. Los hombres jóvenes con solo un título de escuela secundaria han visto un ligero repunte en sus ingresos desde 2014, encontró Pew.

El ingreso anual medio de los hombres de entre 25 y 34 años sin título universitario fue de 45,000 dólares en 2023, un aumento del 15% respecto de los 39,300 dólares de 2014 cuando se ajustó a la inflación, según el análisis de Pew de los datos del censo.

La fe en la universidad se debilita

Pero la visión cada vez más sombría sobre si vale la pena invertir tiempo y dinero en la universidad se extiende a todos los grupos demográficos, incluidos el género, la edad y la afiliación política. Entre los republicanos, la cantidad de encuestados que tienen una gran confianza en la educación superior ha caído 36 puntos porcentuales en la última década, mucho más que entre los demócratas o los independientes.

«Es muy caro y no creo que las universidades estén enseñando a la gente lo que necesita para conseguir un trabajo», dijo Randy Hill, de 59 años, republicano registrado en Connecticut y chofer de un servicio de automóviles. Su sobrino planea hacer un aprendizaje de soldadura después de graduarse de la escuela secundaria. «Te gradúas de la universidad, estás hasta el cuello de deudas, no puedes conseguir un trabajo y luego no puedes pagarlo. ¿Qué sentido tiene?»

El resultado general de la encuesta Gallup-Lumina —que el 36% de los adultos tienen una gran confianza en la educación superior— no ha cambiado respecto del año anterior. Pero lo que preocupa a los investigadores es el cambio de opinión en el extremo inferior, ya que menos estadounidenses dicen tener «algo» de confianza y más dicen «muy poca» y «ninguna». Los resultados de este año muestran que casi tantas personas tienen poca o ninguna confianza (32%) como aquellas que tienen mucha confianza.

La matrícula es demasiado alta

«El factor disuasorio número uno para que un estudiante no obtenga un título universitario es la asequibilidad: simplemente piensan que no pueden afrontar el costo de una educación superior», dijo Michael Itzkowitz, fundador de HEA Group, una empresa de investigación y consultoría centrada en la universidad, a CBS MoneyWatch en mayo .

Las escuelas con el mejor retorno de la inversión para los estudiantes de ingresos bajos y medios incluyen muchas de las universidades estatales de California, que tienden a tener precios más bajos que las universidades privadas sin fines de lucro, señaló.

Los expertos afirman que la disminución de los graduados universitarios podría agravar la escasez de mano de obra en campos que van desde la atención de la salud hasta la tecnología de la información. Para quienes renuncian a la universidad, esto suele significar menores ingresos a lo largo de su vida : un 75% menos en comparación con quienes obtienen una licenciatura, según el Centro de Educación y Fuerza Laboral de la Universidad de Georgetown. Y durante una crisis económica, quienes no tienen un título universitario tienen más probabilidades de perder su empleo.

«Es triste ver que la confianza no ha aumentado en absoluto«, dijo Courtney Brown, vicepresidenta de Lumina, una organización educativa sin fines de lucro que se centra en aumentar la cantidad de estudiantes que buscan una educación más allá de la escuela secundaria. «Lo que me sorprende es que la cantidad de personas que tienen poca o ninguna confianza en realidad está aumentando».

La encuesta de este año agregó preguntas nuevas y detalladas en un esfuerzo por comprender por qué la confianza está disminuyendo.

Casi un tercio de los encuestados dice que la universidad es «demasiado cara», mientras que el 24% considera que los estudiantes no reciben la educación adecuada ni se les enseña lo que necesitan para tener éxito.

La encuesta no se refirió específicamente a las protestas de este año contra la guerra en Gaza que dividió a muchos campus universitarios, pero las opiniones políticas pesaron mucho en los resultados. Los encuestados expresaron inquietudes sobre el adoctrinamiento, el sesgo político y el hecho de que las universidades de hoy son demasiado liberales. Entre los encuestados que carecen de confianza, el 41% cita las agendas políticas como una razón.

Según Gallup, cuando la gente expresa confianza en la educación superior, generalmente piensa en instituciones de cuatro años. Pero la encuesta encontró que más personas confían en las instituciones de dos años. El cuarenta y nueve por ciento de los adultos dice tener «mucha» o «bastante» confianza en los programas de dos años, en comparación con el 33% de los estadounidenses que piensa lo mismo sobre las universidades de cuatro años.

La estudiante universitaria de California Kristen Freeman entiende por qué.

«Se trata de ahorrar dinero. Por eso elegí uno de dos años. Es más rentable», dijo Freeman, de 22 años, estudiante de sociología en Diablo Valley Community College y con planes de transferirse a San Jose State University para los dos últimos años de la universidad.

Freeman entiende las preocupaciones sobre el adoctrinamiento y si la universidad prepara a los estudiantes para la vida y el trabajo, pero también cree que la única manera de cambiar los problemas estructurales es desde dentro. «Estoy aprendiendo sobre el mundo que me rodea y desarrollando habilidades útiles en el pensamiento crítico», dijo Freeman. «Creo que la educación superior puede dar a los estudiantes la chispa para querer cambiar el sistema».

Noticias Relacionadas

Ennoti.com, nos dedicamos a recopilar noticias de diversos medios periodísticos con el objetivo de mantener informada a la población dominicana sobre los eventos más relevantes que suceden tanto en el país como en el extranjero.