Deportes

Costa de Marfil consigue su tercera Copa Africana de Naciones al superar a Nigeria

Costa de Marfil está de fiesta.

Sébastian Haller anotó en las postrimerías y el país anfitrión remontó para consagrarse campeón de la Copa Africana de Naciones al superar 2-1 el domingo a Nigeria en la final.

Haller remató de corta distancia a los 81 minutos para completar la reacción después de que Franck Kessié empató por los anfitriones 62.

Se trata del tercer título de Costa de Marfil tras ganar el campeonato en 1992 y 2015, ambos veces en definiciones de penales.

La segunda anotación de Haller en igual cantidad de partidos tras recuperarse de una lesión del tobillo que le impidió disputar la fase de grupo completó todo un triunfo personal del delantero, cumplido un año tras someterse a un tratamiento por un cáncer testicular

El capitán de Nigeria William Troost-Ekong abrió el marcador a los 38 minutos con un cabezazo. A pesar del gol, las Súper Águilas se vieron superadas en la primera mitad y sólo amenazaron nuevamente después del gol de Haller.

Troost-Ekong también anotó cuando los equipos se enfrentaron en la fase de grupos, con Nigeria imponiéndose 1-0.

Ese fue apenas el inicio de los problemas de los Elefantes debido a que Costa de Marfil casi quedó eliminado en el siguiente encuentro. Despidió a su entrenador Jean-Louis Gasset, pero se clasificó como uno de los mejores terceros y venció al campeón defensor Senegal y luego a Mali en la fase de eliminación directa — remontando en ambos duelos — antes de que Haller llevara al equipo a la final con el tanto de la victoria ante Congo en las semifinales.

“Ha sido un torneo extraordinario”, dijo el seleccionador interino Emerse Faé, el previo auxiliar que tomó las riendas en el día que cumplió 40 años.

Nigeria concedió el mismo número de goles que en sus anteriores encuentros del torneo. El seleccionador José Peseiro se inclinó por una férrea defensa para que las Súper Águilas levantaran su cuarto título.

En la final, la presión de Costa de Marfil finalmente pesó con el cabezazo de Kessié tras un tiro de esquina de Adingra y que hizo estallar a los aficionados que abarrotaron el Estadio Alassane Ouattara con capacidad para 60.000 personas. Kessié corrió a la esquina y levantó la manos sobre la frente para saludar a la marea de aficionados vestidos de naranja.

El tanto de Haller llevó a los festejos y que se extenderán toda la noche en Abiyán y el resto del país.

Noticias Relacionadas

Ennoti.com, nos dedicamos a recopilar noticias de diversos medios periodísticos con el objetivo de mantener informada a la población dominicana sobre los eventos más relevantes que suceden tanto en el país como en el extranjero.