domingo, julio 14, 2024
Santo Domingo, Rep. Dom
Mundo

Rusia niega ataque contra hospital infantil en Ucrania

Los ataques rusos contra diversos objetivos en Ucrania dejaron el lunes 8 de julio cerca de 40 muertos. En Kiev, el hospital infantil Okhmatdyt sufrió un impacto directo, en donde los niños y personal médico tuvieron que refugiarse y algunos continuar su tratamiento contra el cáncer fuera del hospital. Pero el Ministerio de Defensa de Rusia negó su responsabilidad en este ataque.

El gobierno ucraniano declaró un día de luto tras el mortal atentado, que calificó de crimen de guerra, en el que hubo muertos y varios heridos.

El Ministerio de Defensa de Rusia afirmó que había limitado los ataques aéreos a objetivos de la industria de defensa y bases de aviación. En redes sociales aparecieron varios mensajes en los que señalan que no fueron fuerzas rusas, sino ucranianas, las que bombardearon el hospital infantil.

La agencia DW se dio a la tarea de verificar estos mensajes y encontró uno en X donde señalan que los restos de un misil hallados en el lugar eran parte de un sistema ucraniano de misiles antiaéreos. Otro pretendió mostrar supuestas pruebas de que el misil en cuestión había sido proporcionado por un país occidental.

Afirmación: Ucrania bombardeó un hospital infantil en Kiev

DW verifica: Falso

Tras realizar una búsqueda inversa de imágenes de los restos que se habían usado como prueba del supuesto origen del misil, descubrimos que eran antiguas; algunas tenían al menos dos años.

Los misiles que impactaron son rusos

Por su parte, el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) ha rebatido las acusaciones de haber atacado el hospital con sus propias armas, publicando fotos del lugar con evidencias de que el edificio fue alcanzado por un misil de crucero Kh-101 de fabricación rusa. Los fragmentos expuestos contienen un número de serie, lo que permite rastrear fácilmente el modelo y el origen del arma.

Comparamos una de estas fotos con una imagen facilitada por la agencia de noticias Associated Press y distribuida por la agencia de prensa alemana DPA. Los detalles de los fragmentos de misil eran los mismos en ambas imágenes.

“Ya se han encontrado pruebas relevantes en el lugar de la tragedia, en particular, en fragmentos del casco de la parte trasera del misil Kh-101 con un número de serie, y parte del timón del mismo misil”, escribió el SBU en Telegram.

El Kh-101 es un misil diseñado para burlar los sistemas de defensa antiaérea. Vuela a baja altura para eludir los radares, según el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), con sede en Estados Unidos.

Un análisis realizado por el sitio web de verificación Bellingcat utilizando imágenes de las redes sociales y un modelo en 3D del misil, y los de expertos como Fabian Hoffman, investigador doctoral de la Universidad de Oslo especializado en tecnología de misiles, también apuntan a que se trata de un misil de crucero ruso Kh-101.

Rusia negó tener responsabilidad en el ataque al hospital e intentó atribuírsela a Ucrania.

En un mensaje en X y en Telegram, el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores indicó que “numerosas fotos e imágenes publicadas desde Kiev confirman claramente que la destrucción fue causada por un misil de defensa antiaérea ucraniano”.

La desinformación, un arma de guerra

“Ante cualquier cosa que presenten ambas partes, tenemos que ser muy cautos. A menos que haya un equipo independiente que no esté del lado ruso ni del lado ucraniano que investigue estos incidentes, creo que es muy difícil llegar al fondo de lo que ocurre exactamente”, dijo a DW Marina Miron, investigadora del Departamento de Estudios de Guerra del King’s College de Londres.

Apoyando la versión rusa, varias publicaciones en las redes sociales afirman que el ataque fue perpetrado por las Fuerzas Armadas ucranianas. Uno de esos mensajes tiene más de 22,000 visitas en X.

Otro mensaje en X afirma que el edificio del hospital fue alcanzado por un misil de fabricación estadounidense. Fue visto más de cinco millones de veces. En ambos casos se afirmaba que el hospital fue impactado por misiles guiados Patriot, proporcionados por Estados Unidos.

Desde la invasión de Ucrania por parte de Rusia en 2022, la desinformación se ha propagado por las redes sociales. Los expertos afirman que ambos bandos han utilizado afirmaciones falsas para establecer narrativas a su favor.

“Es una herramienta peligrosa que forma parte de las operaciones psicológicas. Y tenemos que recordar que tanto Ucrania como Rusia provienen de una tradición soviética en la que los servicios de inteligencia, incluido el KGB, estaban muy implicados en falsificaciones, difundiendo desinformación a través de diferentes instituciones”, dijo Miron a DW.

Sigue leyendo:

Noticias Relacionadas

Ennoti.com, nos dedicamos a recopilar noticias de diversos medios periodísticos con el objetivo de mantener informada a la población dominicana sobre los eventos más relevantes que suceden tanto en el país como en el extranjero.