miércoles, febrero 28, 2024
Santo Domingo, Rep. Dom
Mundo

Egipto blinda su frontera con Gaza ante la amenaza israelí de asaltar Rafah

Las autoridades egipcias se apresuran a blindar y reforzar militarmente su zona fronteriza con Gaza mientras Israel estudia extender su devastadora operación militar a la ciudad de Rafah, el núcleo urbano más al sur de la Franja y el único que aún no ha sido asaltado por las fuerzas terrestres israelíes. Los refuerzos ordenados por El Cairo han sido especialmente notables desde principios de este mes.

Buscan afianzar su posición en la frontera y evitar una expulsión masiva de palestinos hacia su territorio. La agencia de la ONU para los refugiados palestinos, la UNRWA, estimó en los primeros días de febrero que en la gobernación de Rafah se encontraban hacinados alrededor de dos tercios de los 1,7 millones de personas desplazadas en la Franja (el 75% de su población).

La situación humanitaria en la zona está marcada por una aguda escasez de agua potable, comida, medicinas y refugio, lo que ha empujado a miles de gazatíes a instalarse en tiendas levantadas a pocos metros de la valla fronteriza con Egipto, en el último confín del enclave. Pese a la frágil situación humanitaria, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, avanzó el sábado que había ordenado planificar un asalto a Rafah, pero hasta ahora no se ha detallado ningún plan para evacuar a quienes se encuentran allí atrapados.

Ante el aumento de la presión en su patio trasero, Egipto ha enviado en las últimas dos semanas unos 40 tanques y vehículos blindados de transporte de tropas al noreste de la península del Sinaí para reforzar la seguridad en su linde con Gaza, según han afirmado dos fuentes de seguridad egipcias a la agencia de noticias Reuters. La Fundación Sinaí de Derechos Humanos, una organización local, también ha detectado en la última semana la actividad de un helicóptero egipcio sobrevolando la frontera y ha difundido imágenes de la instalación de tres capas de alambre de espino en la parte superior de una valla de separación entre el Sinaí y Gaza construida recientemente.

Las autoridades egipcias también están erigiendo en la frontera muros de ladrillo en intervalos, según han informado fuentes en Rafah y en Egipto al medio egipcio independiente Mada Masr. “Las medidas de seguridad egipcias en la frontera con Gaza son las más elevadas previstas en las especificaciones estipuladas en el anexo de seguridad del tratado de paz egipcio-israelí de 1979, tanto en términos de medidas de vigilancia como de alerta de los servicios de seguridad”, afirma el experto militar y general de brigada retirado Samir Ragheb.

Actualmente, hay tres barreras a lo largo de la frontera entre Egipto y Gaza. La última de ellas, una pared de hormigón de unos seis metros de alto, se levantó a finales del año pasado tras realizar obras en uno de los dos muros que ya estaban construidos, según la Fundación Sinaí.

También se cavaron franjas de tierra a unos 200 metros de la valla. En la última década, como parte de una amplia campaña antiterrorista en el norte del Sinaí y del férreo bloqueo al territorio palestino, el ejército egipcio ya había erigido a lo largo de su frontera otra valla de hierro y acero y otro muro de hormigón de seis metros de alto y otros seis metros bajo tierra.

Tras este, estableció además un espacio restringido de cinco kilómetros en el que solo se permite entrar a fuerzas militares, policiales y de la guardia de fronteras. Poco después del inicio de la ofensiva militar israelí tras los ataques de Hamás del 7 de octubre, el ejército egipcio también envió refuerzos militares —incluidos oficiales, soldados y vehículos— a la zona fronteriza, informa la Fundación Sinaí, pero no está claro si estas unidades siguen desplegadas.

En los primeros días de su operación militar, Israel también bombardeó en varias ocasiones el paso de Rafah y, en al menos una ocasión, hubo impactos en suelo nacional egipcio. En las últimas semanas, la aviación israelí ha intensificado de nuevo su actividad en la localidad sureña y en lo que va de febrero ha atacado zonas cercanas al territorio egipcio en al menos seis ocasiones, según la anterior organización.

En la última década, las autoridades de Egipto y de Israel habían estrechado sus vínculos, sobre todo gracias a su sintonía en materia de seguridad en el Sinaí y Gaza, pero el alcance y la devastación de la actual ofensiva israelí han tensado mucho su relación. En los últimos meses, El Cairo ha trazado públicamente dos líneas rojas ante el avance de la operación militar de Israel.

La primera de ellas es una expulsión masiva de gazatíes al Sinaí. Egipto la rechaza de forma categórica porque no quiere ser cómplice de una limpieza étnica de la Franja y porque ello socavaría el derecho palestino a crear un Estado que incluya Gaza y podría convertir el Sinaí en una base de operaciones de las facciones armadas de la resistencia palestina.

La ocupación del estrecho corredor que se extiende a lo largo de la frontera, cuyo estatus está regulado por el acuerdo de paz de 1979 entre Egipto e Israel, es otra línea roja. El Cairo ha evitado aclarar las medidas que contempla si Israel cruza alguna de estas líneas, pero fuentes egipcias han filtrado a medios locales e internacionales que una de las acciones que contemplan si Israel cruza alguna de sus líneas rojas es la retirada de su embajador en Tel Aviv, un paso que El Cairo ya dio en 1982, tras la invasión israelí del sur del Líbano, y en 2000, por su represión de la primera Intifada.

Funcionarios estadounidenses e israelíes también han llegado a filtrar en privado a medios regionales que El Cairo les ha transmitido su intención de romper directamente relaciones con Israel, desplegar mayores efectivos militares en la frontera o suspender el tratado de paz si Israel empuja a los gazatíes hacia el Sinaí, en acciones que no tienen precedentes. A pesar de ello, altos cargos de ambos países han mantenido vías de comunicación para abordar cuestiones bilaterales y Egipto está muy implicado en la mediación con Hamás.

En este sentido, una delegación egipcia viajó la semana pasada a Tel Aviv para abordar la situación en Rafah e intentar mantener cierta cooperación, según informó el periódico estadounidense The Wall Street Journal. Y este martes está prevista en El Cairo una nueva ronda de negociaciones de alto nivel sobre un posible alto el fuego, según medios israelíes.

“La actual alerta de seguridad [de Egipto] pretende garantizar la seguridad de acuerdo con los términos del tratado de paz y evitar el desplazamiento de palestinos”, señala Ragheb, que es también el director de la Institución Árabe de Estudios Estratégicos y de Desarrollo, con sede en El Cairo. “La cuestión sería distinta si Israel lanza una operación ofensiva sobre Rafah sin evacuar a los civiles ni coordinarse con la parte egipcia”, desliza, ya que esto “se consideraría una violación del tratado de paz y daría a Egipto el derecho a romper ese acuerdo y desplegar fuerzas militares”.

.

Noticias Relacionadas

Ennoti.com, nos dedicamos a recopilar noticias de diversos medios periodísticos con el objetivo de mantener informada a la población dominicana sobre los eventos más relevantes que suceden tanto en el país como en el extranjero.