EN LA QUINTA DOMINICA: Sacha Tebó, desborde y retorno, magia en los patios, magia en las paredes: All Sugar Way…

EN LA QUINTA DOMINICA: Sacha Tebó, desborde y retorno, magia en los patios, magia en las paredes: All Sugar Way…

Ungido en túnica del tiempo,

acoge su voz de colmena
el insigne universo de la línea
donde mora y nos mira…
-cfe-

Cuando se ha programado la celebración de la XV Travesía de Sacha Tebó, la idea de traer esculturas, me pareció interesante, ello le daba a esta retrospectiva parcial más encanto y haría del patio de la Quinta Dominica un espacio fenomenal. Travesía en Sugar, como el nombre de su bella instalación escultórica… Así se ha llamado a este proyecto. Entonces, no me queda más que evocar, desde esta tercera dimensión en dirección a la sexta o quinta de Sacha Tebó:
Entre la memoria y el espíritu, brasa del tiempo que zumbando despliega los viejos diálogos. El no era Gabriel Marcel, aquel filósofo fundador con el existencialismo cristiano, yo mucho menos era Emmanuel Levinas, aquel luchador infatigable por restaurar el perfil del pensamiento ético luego de pasada la segunda guerra mundial, los dos filósofos y pensadores franceses contemporáneo, cuyas ideas aún se estudian. Lejos, lejos muy lejos de esas distancias, al cabo del tiempo comprendí, aún lo pienso, que la palabra es un puente inevitable para redescubrir una obra compartiendo largos momentos con un creador…
Las sintonías humanas están cifradas en el desinterés y las coincidencias fortuitas, una llamada de teléfono, el que viene a tomar el auricular sabe perfectamente quién llama y por qué…
Invención de una telepatía, nada extraña o esotérica, simple conexión de un vínculo que el diálogo especial y sus temáticas sella, necesidad de la palabra que puede ser silencio ruidoso y pleno.

Así dos personas construyen un pasadizo, sin santo y seña, sin motivos aparentes, basta la vastedad de una obra y sus símbolos, la plenitud de un artista con trascendencia de visión que igual que en la palabra, la obra es una grandiosa extensión de expresión, la otra continuidad del diálogo, de nuevo, una vez más, inevitable: para la memoria y el espíritu.

1/CULTIVADOR DE ARMONIAS INESPERADAS… Como cultivador de la obra de Sacha Tebó de su belleza y ternura, me temo que descubro el filamento de esta doble armonía: entre las obras Tebó-Tebó, hay un puente soñado en el aire, como en los trapecios de sombras, la mano de la ilusión en lo insondable acoge a la otra mano en el aire y cada impulso humano, antes que llegar al suelo acude a su lienzo con su misión en cada espacio, en uno y en otro.

Se ha rumorado que entre líneas Tebó, ilustres, en las noches hacen diálogo de tiempo y luz, de la vida ida y los arrugados materiales de sueños, al alba recogen sus cuitas y se preparan para el público.

La pintura es una memoria demoníaca, adivina cosas y tiempos, aparenta fija y mientras pensamos que miramos, con sus vidas insivibles, nos miran a nosotros con detalles insólitos, siempre habrá entre público y pintura, una apuesta de miradas incontenibles, paradigma de antaño al que no podemos dejar de sucumbir : eso sucede con esta exposicón de Sacha Tebó, renovando la mirada.

En aquel juego de lienzos insuperables con personalidad propia, hay un hilo parvulario que los enreda, por primera vez el ovillo de Ariadna trasciende la intriga y el misterio y en lo remoto del tiempo acerca a Sacha Tebó: ¿Epifanía producida?…

2/AQUELLA MATERIA VIVA, SUS FUGAS DE FUEGO E INGENIO… Ahí le vemos, ilusionado con su proyecto, nos involucró a todos, con la gran reserva brillante de su creatividad e ingenio.
El proyecto de Sacha Tebó, gran amigo, era ambicioso, pero nada descabellado, a más de uno dejó sin aliento, porque mostraba con inteligencia en qué mundo vivimos y qué soluciones,un gran artista puede aportar, cuando ha sido necesario.

Sacha Tebó sabía que el arte no da soluciones, ni crea pedagogías para resolver problemas. Pero en el caso de Materia, Sacha creó arte, instalación y solución ecológica.

En Materia Viva hay una suma de conocimientos amalgados, aquí privilegia al arquitecto y demuestra el uso de lo funcional. Sensibilidad y una preocupación de trascendencia por el hombre y su entorno, el destino de su acompañante natural y su destrucción: los bosques y las aguas.

Ahí le vemos en su gran dimensión humana, la que siempre ha caracterizado el conjunto de su obra, con Materia Viva busca mostrarnos la organicidad que nos une, el mejor uso de los fuegos posibles, para defender la Naturaleza Viva del Planeta.

Sin embargo, sin dejarse ajar por el viento, luego de este desborde de esculturas y cuadros y dibujos en la Quinta, la XVI travesía se inicia de inmediato, le ilusionará a Sacha Tebó : buscar Bahías, tumultos de aguas, como espejos de paraísos inconfesables. Definir alegres colores de mares y caracolas de luces, ilusiones marinas entre manada de delfines, decididamente locos y saltarines, como esas veces en que algunas cenizas se hacen espíritus de túnicas en aguas profundas idolatrados, simplemente, en el decir nerudiano: de nuevo, en pos de la próxima travesía: Sacha, por el mar, se ha ido de viaje, será como un ritornello, con dulce eco de retorno (CFE)…

Nota 1: inaugurada el pasado 9 de mayo -2019- en la Quinta Dominica, esta exposición se quedará hasta el mes de Julio, de modo excepcional. La instalación escultórica Sugar -2003- estará allí todo ese tiempo y luego volverá al Centro Cultural E. León Jimenes, lugar de custodia…
Nota 2: Emmanuel Levinas, Gabriel Marcel, fueron filósofos alguna vez nombrados en largas conversaciones por el propio Sachá Tebó, quien en un diálogo hacia un viaje de ideas magnificas…

Agro cultura

Agro cultura

Donald Trump niega que violara a una periodista en 1995 y dice que no la conoce

Donald Trump niega que violara a una periodista en 1995 y dice que no la conoce