domingo, julio 14, 2024
Santo Domingo, Rep. Dom
USA

Fiscalía de Nueva York arremete contra buses escolares que contaminan el ambiente

La Fiscal General de Nueva York, Letitia James, anunció esta semana acuerdos con cuatro compañías de buses escolares para que dejen de contaminar los vecindarios, principalmente en comunidades de color y de bajos ingresos en Brooklyn, Queens, El Bronx y Staten Island.

Las empresas, Consolidated Bus, Inc. (Consolidated), Logan Bus Company (Logan), Pioneer Transportation Co. (Pioneer) y Total Transportation Corp. (Total), deberán invertir cada una hasta $2 millones para comprar nuevos vehículos eléctricos o electrificar parte de su flota actual.

La Oficina de la fiscal James alega que estas cuatro empresas violaron las leyes de Nueva York al permitir que los autobuses escolares estuvieran inactivos durante períodos prolongados en sus patios de autobuses. Las emisiones de autobuses y automóviles son las que más contribuyen a la contaminación del aire en Nueva York, y pone en peligro la salud de las comunidades circundantes.

Por el contrario, los nuevos autobuses eléctricos no emitirán contaminantes al aire. Las compañías también instalarán temporizadores de apagado automáticos mientras no están funcionando en los autobuses tradicionales restantes e implementarán capacitación para los conductores.

“Las compañías de autobuses escolares desempeñan un papel importante en el transporte seguro de los niños hacia y desde la escuela, pero deberían poder hacerlo sin contaminar nuestras comunidades”, manifestó la fiscal James.

“Los neoyorquinos ya están sufriendo las consecuencias de la contaminación del aire para la salud, y todas estas compañías de autobuses operan estaciones en comunidades de bajos ingresos y comunidades de color que ya están soportando los impactos desproporcionados de esta contaminación. Debemos hacer todo lo posible para proteger la salud de nuestros niños y nuestro planeta, y mi oficina siempre luchará. contra la injusticia ambiental”, agregó.

Los datos proporcionados por el sistema de gestión de flotas del Departamento de Educación de la Ciudad de Nueva York (NYCDOE) indicaron que las empresas habían excedido repetidamente los límites de inactividad.

Los datos revelaron miles de caso con demoras excesivas por parte de Consolidated, Logan, Pioneer y Total en sus patios de autobuses. La mayoría de estos patios de autobuses, que se encuentran en Brooklyn, Queens, El Bronx y Staten Island, están ubicados en áreas identificadas por el Departamento de Conservación Ambiental (DEC) del Estado de Nueva York como posibles “áreas de justicia ambiental”, o vecindarios que son desproporcionadamente afectados por daños ambientales como la contaminación del aire. Las paradas de autobuses de las empresas a veces están agrupadas en estos vecindarios, lo que exacerba sus impactos negativos en la comunidad circundante.

La ley de Nueva York prohíbe las demoras durante más de cinco minutos, mientras que la ley de la ciudad de Nueva York prohíbe estar sin funcionamiento durante más de tres minutos, o un minuto cuando el vehículo está cerca de un edificio escolar. La investigación de la OAG se centró en casos de inactividad durante períodos de más de dos horas temprano en la mañana para descartar casos en los que la ley podría permitir una demora prolongada debido a otras circunstancias, como el tráfico o recoger y dejar estudiantes.

Las emisiones de automóviles, camiones y autobuses son una de las principales fuentes de contaminación del aire en el estado de Nueva York. El ralentí es una fuente importante de estas emisiones: se estima que solo en la ciudad de Nueva York se emiten 130,000 toneladas de dióxido de carbono cada año.

Las emisiones de los vehículos que funcionan con diésel, como los autobuses escolares, son particularmente dañinas para las comunidades que rodean los patios de autobuses porque emiten partículas finas que se han relacionado con numerosos problemas, como asma, cáncer y enfermedades cardíacas.

Dependiendo del número de presuntos casos de demora ilegal, cada una de las empresas invertirá al menos 300.000 dólares y hasta 2 millones de dólares para comprar nuevos autobuses escolares eléctricos o “repotenciar” los autobuses escolares tradicionales existentes, lo que implica quitar el motor de combustión interna del vehículo y reemplazarlo con sistema de accionamiento eléctrico.

Las empresas citadas también implementarán capacitación obligatoria para todos los conductores de autobuses para que se cumplan los reglamentos de estacionamiento.

Noticias Relacionadas

Ennoti.com, nos dedicamos a recopilar noticias de diversos medios periodísticos con el objetivo de mantener informada a la población dominicana sobre los eventos más relevantes que suceden tanto en el país como en el extranjero.