lunes, julio 22, 2024
Santo Domingo, Rep. Dom
Mundo

Gustavo Petro cierra filas en defensa de Daniel Rojas, su nuevo ministro de Educación

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, ha cerrado filas desde su trinchera favorita en respaldo de Daniel Rojas, el más controversial de los recientes nombramientos en su gabinete, ante los reparos que provocó su anuncio como nuevo ministro de Educación. “Los críticos de Daniel no harían una cosa: coger los bienes que fueron de la mafia, y no devolvérselos como hicieron muchos directores de la SAE, hoy aún en libertad, sino entregárselos a la gente pobre”, escribió el mandatario este miércoles en una serie de mensajes en X —por siempre Twitter—, su canal de comunicación predilecto.

“Daniel debe concretar el programa de Gobierno: expansión de la educación pública superior gratuita”, añadió sobre su nueva tarea. El presidente había anunciado la víspera, también vía X, que Rojas, uno de sus más combativos defensores, sería el encargado de relevar a la académica Aurora Vergara al frente del Ministerio de Educación.

Hasta entonces se desempeñaba como director de la Sociedad de Activos Especiales, o SAE, la entidad que administra los bienes y sociedades incautadas a organizaciones del narcotráfico, que luego se convierten en propiedades del Estado a través de la figura legal de la extinción de dominio. También fue fugazmente el director encargado del Departamento Nacional de Planeación (DNP), tras la salida de Jorge Iván González.

“A partir de hoy, todos los bienes en extinción de dominio de la SAE pasarán a ser la base de una nueva economía productiva administrada por las organizaciones campesinas, por las cooperativas urbanas de jóvenes productivos y por las asociaciones populares femeninas”, aseguró Petro el día de su posesión, hace ya casi dos años. Encomendó esa tarea a uno de sus más leales escuderos.

Economista de la Universidad Santo Tomás, con maestría en Ciencias Económicas de la Nacional, Rojas fue coordinador programático de la campaña del Pacto Histórico y coordinador del equipo de empalme con el Gobierno saliente de Iván Duque. Al frente de la SAE, que ha estado rodeada por múltiples escándalos a lo largo de los años, aprovechó las tierras incautadas a los narcos como laboratorio de la reforma agraria, al entregarlas a familias campesinas.

Su gestión, sin embargo, no estuvo ajena a la controversia. La Procuraduría llegó a suspenderlo provisionalmente a comienzos del 2023 por el posible incumplimiento del contrato para vender las acciones de la Triple A, la empresa de acueducto y alcantarillado de Barranquilla —después de pocos días levantó esa medida—.

Y este mismo miércoles se conoció que un juez de Medellín ordenó diez días de arresto domiciliario al director de la SAE por desacatar una acción de tutela. A la espera de algún otro ajuste, Petro posesionó esta semana a los nuevos ministros de Interior, Justicia, Agricultura y Transporte, y anunció este mismo miércoles a Helga María Rivas en Vivienda.

Hasta la designación de Rojas, el muy anticipado remezón en el Gabinete había sido más tranquilo de lo que se esperaba, pero el nuevo encargado de Educación es un petrista radical que contrasta con el perfil más moderado de otros nombramientos, como el de Juan Fernando Cristo en Interior. También marca un giro frente a los dos académicos que han ocupado esa cartera en este Gobierno, Alejandro Gaviria y la propia Vergara –Gaviria fue rector de la Universidad de Los Andes, en Bogotá, mientras que Vergara creó el Centro de Estudios Afrodiaspóricos en la Universidad Icesi, en Cali–.

Su nombre despertó las críticas que no habían aparecido con las demás designaciones. “El que debería ser el Ministerio más importante estará a la cabeza de alguien sin ninguna experiencia en el sector”, manifestó el excandidato presidencial Sergio Fajardo, profesor universitario y creador del podcast El Profesor: con educación todo se puede, una de sus grandes banderas.

“La educación tiene que ser la prioridad de la sociedad y del Gobierno, no hay espacio para la improvisación. Este ministerio tiene el presupuesto más grande y será manejado por alguien que no tiene la menor idea de cómo hacerlo”, valoró Fajardo en uno de los reparos más de fondo.

Aurora Vergara encabezó la fallida reforma con la que el Gobierno buscaba garantizar la educación como un derecho fundamental. Ese esfuerzo de un año naufragó en el Congreso de la República el mes pasado, en medio de recriminaciones entre la bancada oficialista y la oposición.

El sindicato de maestros, Fecode, uno de los grandes apoyos políticos de Petro, se convirtió también en el principal detractor de la versión consensuada entre las diferentes bancadas para salvar el proyecto. En ese ambiente enrarecido, y con un talante menos conciliador, el nuevo ministro deberá insistir en ese propósito.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y aquí al canal en WhatsApp, y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país..

Noticias Relacionadas

Ennoti.com, nos dedicamos a recopilar noticias de diversos medios periodísticos con el objetivo de mantener informada a la población dominicana sobre los eventos más relevantes que suceden tanto en el país como en el extranjero.