sábado, julio 20, 2024
Santo Domingo, Rep. Dom
Tecnologías

He probado el Samsung Galaxy Ring: ¿es este anillo el wearable del futuro?

Siempre es emocionante cuando una nueva categoría de producto comienza a abrirse paso. Y eso es precisamente lo que está ocurriendo en estos momentos con los anillos inteligentes. Durante los últimos meses hemos visto a varias empresas lanzar productos de este tipo e inaugurar la categoría. Pero faltaba que un grande apostara por ella. Y eso es lo que Samsung ha hecho esta misma tarde con el nuevo Galaxy Ring.

La idea con este anillo inteligente es simple: monitorizar de una forma más invisible diversas métricas relacionadas con la salud. El ritmo cardíaco, el sueño, la temperatura corporal, la actividad física básica… Son parámetros que, hasta ahora, se han monitorizado usando un reloj inteligente. Sin embargo, muchas personas no quieren llevar tal dispositivo en su muñeca. O, al menos, no de manera constante. Y ahí es justo donde el anillo entra en acción.

Es importante matizar, eso sí, que el Galaxy Ring —al igual que otros anillos— solo es capaz de reemplazar parcialmente a un reloj inteligente. Samsung, de hecho, es consciente de ello. Y apuesta más por una coexistencia de ambos productos e incluso el uso conjunto de ellos.

YouTube video

Por ejemplo: para monitorizar las métricas básicas del día a día, el anillo es perfecto. Pero, para trackear ciertas actividades deportivas —como la natación o el ciclismo— o métricas más complejas, necesitarás optar sí o sí por el reloj de Samsung. Asimismo, el anillo no emite sonidos ni vibraciones. Y tampoco tiene pantalla o LEDs de notificación. Es un dispositivo 100% pasivo, a diferencia del reloj, desde el cual se puede pagar, reproducir música, realizar llamadas, etc.

Si se utiliza de manera simultánea un reloj de Samsung junto al anillo, las tareas se reparten entre ellos, prolongando la autonomía de ambos productos. Samsung, por el momento, no ha dado detalles específicos sobre qué recae en el Galaxy Ring y qué en los relojes cuando se da esta situación.

Una buena analogía para terminar de comprender este producto: si buscas un coche para viajar o divertirte, mirarás a un SUV, un deportivo o una berlina. Vehículos más capaces, con más tecnología y mejor experiencia. Ese papel, en el caso de los wearables, lo cumplen los relojes. El Galaxy Ring, en cambio, es el equivalente a un utilitario pensado para moverte por la ciudad y cubrir tus necesidades básicas diarias. Un vehículo más pequeño, más “invisible” y capaz de hacer menos cosas, pero con efectividad.

Para muchas personas, tener un utilitario de ciudad es más que suficiente por sus hábitos de uso. Pero para otros, en cambio, un vehículo más avanzado es crucial. Pues lo mismo ocurrirá con los wearables. Muchos encontrarán en los anillos inteligentes un producto capaz de cubrir lo que necesitan de una forma más invisible. Mientras que otros, como un servidor, seguirán prefiriendo un reloj inteligente por su mayor capacidad y versatilidad.

¿Cómo funciona el Samsung Galaxy Ring?

Esta quizá sea la pregunta que más se haga todo aquel que se plantee su compra. En los minutos que pude probar el dispositivo, no sentí que fuese un producto incómodo de llevar, aunque, para afirmar eso con rotundidad, será necesario llevarlo más tiempo del que he tenido ocasión hasta el momento.

El Galaxy Ring, eso sí, es más grueso que un anillo convencional. También es más ancho. Eso sí: resulta bastante ligero, a pesar de tener circuitería en su interior.

El material de la cubierta exterior es titanio de grado cinco, según ha explicado la marca. Está disponible en tres colores (oro, plata y negro), resiste inmersiones acuáticas de hasta 10 ATM y tiene una forma ligeramente cóncava para evitar arañazos o daños por impactos. La durabilidad, de hecho, es una de las grandes incógnitas de este tipo de productos. Los anillos, por su ubicación, están muy expuestos. Y, aunque es evidente que Samsung lo ha tenido muy en cuenta durante la concepción del Galaxy Ring, aún queda por validar el correcto envejecimiento de este producto.

Samsung, por otra parte, ha creado 9 tallas diferentes del Galaxy Ring. Para saber cuál es la correspondiente, los compradores podrán acudir a un distribuidor para realizar la prueba o solicitar un kit de test mediante internet sin coste adicional. El peso, evidentemente, varía en función del tamaño. Concretamente, entre 2,3 gramos y 3,2 gramos.

En el interior del Galaxy Ring habitan los siguientes elementos:

  • Una unidad de procesamiento Nordic MCU.
  • 8 MB de memoria.
  • Una batería de entre 18 y 23,5 mAh (en función de la talla) que promete hasta 7 días de uso ininterrumpido.
  • Un estuche con una batería de 361 mAh que puede recargar el anillo por completo en 80 minutos.
  • Acelerómetros, sensores de temperatura en la piel y sensores de ritmo cardíaco, entre otros.
  • Bluetooth 5.4.

Todo lo recopilado por el anillo se vuelca casi en tiempo real al teléfono, donde la aplicación Samsung Health, que incorpora algoritmos de IA, interpreta la información y ofrece diversos datos o recomendaciones: análisis del sueño, alertas de frecuencia cardíaca, Wellness Tips, puntuaciones de vitalidad, latencia del sueño, seguimiento del ciclo menstrual, etc.

En lo que respecta a compatibilidad, Samsung ha confirmado que es compatible con todos los móviles que tengan Android 11, aunque algunas de las funciones solo pueden ser utilizadas con dispositivos Samsung. ¿Cuáles? De momento no las han especificado, aunque es posible que la integración con Smarthings Find, por ejemplo, sea una de ellas.

El precio, el punto más débil del Galaxy Ring

El Galaxy Ring, por el momento, no llegará a España. En Europa solo lo recibirán una selección de países en los que se venderá por 449 euros —aunque es posible que se apliquen diferentes promociones—.

La cifra no está lejos de la de otros anillos inteligentes. Pero eso no invalida mi principal objeción ante el Galaxy Ring: ¿hasta qué punto una persona está dispuesta a invertir 449 euros considerando que un reloj inteligente se puede adquirir por cifras similares e incluso inferiores?

No me malinterpreten. El planteamiento base del Galaxy Ring es muy bueno. Y, si funciona como se promete y su envejecimiento es correcto, es un producto superinteresante para un determinado público. Pero me cuesta creer que, con ese precio, sea capaz de convertirse en un producto con tracción entre las masas. Quizá me equivoque. O no.

Recibe cada mañana nuestra newsletter. Una guía para entender lo que importa en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

Procesando…
¡Listo! Ya estás suscrito

También en Hipertextual:

Noticias Relacionadas

Ennoti.com, nos dedicamos a recopilar noticias de diversos medios periodísticos con el objetivo de mantener informada a la población dominicana sobre los eventos más relevantes que suceden tanto en el país como en el extranjero.