jueves, junio 20, 2024
Santo Domingo, Rep. Dom
RD

El jefe del Ejército favorece el voto militar, porque “todos los humanos son políticos”

(I de II)

El mayor general Jorge Radhamés Zorrilla Ozuna sonríe y nos recibe en su despacho con un cálido abrazo, estrechándonos con cariño contra su atlética figura que mantiene gracias a que se levanta antes de las cinco de la mañana a hacer ejercicios en la Secretaría de las Fuerzas Armadas, sin saber a qué hora saldrá de aquí, pues desde su nombramiento desarrolla una labor diaria muy intensa.

 Los que lo rodean se sienten muy cómodos con él, pues es un hombre sumamente humano, y sencillo, que disfruta con el sabor a pueblo más que con el olor a despachos suntuosos. Así, adora la música típica, aunque también sabe bailar muy bien románticos boleros de Luis Miguel.

Casado hace casi 20 años con Roxanna con quien ha procreado dos varones, Jorje y Chiqui y una hembra, Katherine a los que adora, de no haber sido militar al general Zorrilla le hubiera encantado ser pelotero.

Piensa que en su hijo Chiqui ese sueño será realizado. También se graduó como abogado. Su especialidad como militar es la infantería, la acción en tierra.

Siente una admiración profunda por Gregorio Luperón.

Ninguno de los hijos del general Zorrilla, quiere seguir su carrera, es el además el único de sus ocho hermanos que es militar, su padre quien fuera alcalde pedáneo le vaticinó antes de morir, cuando él todavía era muy joven, que llegaría lejos en su carrera.

El general Zorrilla asegura que si alguno de sus hijos hubiera sido militar en estos momentos, no hubiera dudado en mandarlo junto a los 300 militares a Irak, revelando que un 80 por ciento de los militares que participarán en esta misión pertenecen al Ejército Nacional, y el restante 20 por ciento son miembros de la Marina de Guerra y Fuerza Aérea. 

“La moral de nuestros hombres está muy alta, nuestra unidad Fuerza de Tarea Quisqueya, que está compuesta por 300 hombres, no corre ningún peligro, el coronel Camacho, quien es el comandante de dicha unidad acaba de regresar de Irak donde realizó un viaje de reconocimiento, se están terminando los entrenamientos en San José de las Matas, pronto partirán, en su lugar yo hubiera ido también”, dice.

A sus 49 años de edad, Zorrilla Ozuna logró conquistar la jefatura del Ejército Nacional tras tener 31 años en la institución con un vasto entrenamiento, también fue jefe de la Guardia Presidencial, ambas designaciones le fueron hechas por el presidente Mejía, y aunque él niega públicamente que tenga preferencias políticas, porque la Constitución de la República le prohíbe hablar de ello, lo cierto es que su amistad con José Francisco Peña Gómez, y el presidente Mejía, datan desde hace más de 20 años.

A ambos los conoció cuando Antonio Guzmán Fernández era presidente, él entonces era segundo teniente. El general Zorrilla además tenía una entrañable amistad con “el Macho Mejía” fallecido hace poco, primo muy querido del presidente Mejía, quien fue un general retirado ascensorista de Trujillo, y luego miembro de su Cuerpo de Ayudantes.

Durante esta entrevista, que concedió por varias horas en exclusiva a LISTÍN DIARIO, el jefe del Ejército se defendió como gato boca arriba y aseguró que las ayudas que reparte desde hace tiempo por diversos puntos del país, no se tratan de proselitismo político, sino que “es una labor social” que realiza a favor de los más necesitados. Sin embargo, admitió que le gustaría que a los militares se les permitiera votar, el día de las elecciones, “sí, yo estoy totalmente de acuerdo con que los militares votemos, Aristóteles en una de sus grandes obras planteó que todos los seres humanos son políticos”.

Afirmó que no tiene ninguna animadversión contra Leonel Fernández y negó que participara en una reunión en la finca de Diógenes Castillo, con quien tiene más de 15 años de amistad, donde se habría discutido junto a otros militares y funcionarios del gobierno, la posibilidad de activar un expediente de corrupción contra el exmandatario para encarcelarlo. Sobre las posibilidades de triunfo electoral de Fernández o la reelección del presidente Mejía, expresó “el pueblo es el que decidirá en las urnas”.

El general Zorrilla aseguró, además, a LISTÍN, que en su gestión “el contrabando se acabó”, ya que según afirmó “la mayoría de las veces que ha habido contrabando es porque hay guardias involucrados y jefes corruptos, pero ni el secretario de las Fuerzas Armadas ni yo nos prestamos a eso, estamos haciendo el trabajo con los mejores hombres, con los más serios, y si nos llega la información de que alguien comete un delito, hasta ahí llegó la carrera de ese militar”. Según él, la frontera domínico-haitiana “está totalmente controlada en todos los aspectos”, por lo que no teme a la posibilidad de una invasión de nuestros sufridos vecinos, si se mantienen los controles que el secretario de las Fuerzas Armadas, el mayor general José Miguel Soto Jiménez y él han establecido.

Señaló, sin embargo, que “nosotros no somos los que trazamos la política fronteriza, es el Estado dominicano quien tiene que hacerlo y no la ha trazado nunca, pero el Gobierno que encabeza el presidente Mejía ha tratado este asunto con mucha transparencia, nosotros tenemos la responsabilidad de frenar el éxodo de nacionales haitianos, hay 1,700 hombres diseminados en la línea fronteriza, tenemos equipos modernos, pero se necesitan aún más, vamos a tener pronto 16 o 17 helicópteros en el Ejército, los que faltan para completar esa cantidad llegarán de Estados Unidos en los próximos días”. El general Zorrilla reveló además de la compra de nuevos helicópteros que la nueva sede de la Jefatura del Ejército costará 85 millones de pesos al Estado dominicano, y dijo que “poco es, debió ser más”. 

Negó que existiera la participación de militares y empresarios dominicanos para atentar contra la vida de Jean Bertrand Aristide, asegurando que en las filas de las Fuerzas Armadas no existe un sentimiento ni de “anti-haitinismo” ni tampoco de “trujillismo”.

Dijo que con el actual secretario de las Fuerzas Armadas, el general Soto Jiménez tiene una buena relación, que no existe rivalidad, ya que son amigos, “el general

“Soto Jiménez, el general Díaz Morfa, y yo, todos somos de una misma generación, el general Soto fue mi instructor en el Imes, todos los altos mandos militares somos amigos, lo demás son puros rumores, no son ciertos”.

Sobre el coronel Pepe Goico apuntó lo siguiente: “la justicia dominicana lo descargó, él tenía que reintegrarse a sus labores como militar, está trabajando en la Primera Brigada del Ejército, es un oficial muy eficiente, un hombre con mucha iniciativa, estamos satisfechos con su labor”

Y de la famosa lista de los 70 generales en nómina de Baninter entiende que eso es “una fábula, porque no la han publicado, si existe, yo si no estoy en lista alguna”.

Nos aclaró también que el elegante reloj marca Rolex que lleva en su muñeca se lo regaló un amigo suyo que vive en Puerto Rico hace 40 años. “Me lo regaló mi amigo Roberto Cabral, cuando me ascendió el presidente Mejía a general”, pero dice que no aceptaría que le regalen un Mercedes Benz, porque él no es un hombre de coger “dádivas”.

P-General Zorrilla, el secretario de las Fuerzas Armadas, el General José Miguel Soto Jiménez realizó un seminario recientemente para hablar sobre la problemática haitiana, donde amplios sectores de la sociedad expusieron sus pareceres. El General Soto entiende que los haitianos siguen siendo una peligrosa amenaza para nosotros, nosotros le consultamos a Emilio Herasme Peña su opinión y él va más lejos aún, él augura que dentro de unos diez o quince años podría producirse en el país una grave confrontación entre dominicano y haitiano. ¿Qué opina usted al respecto, y de ocurrir esto cómo usted cree que nuestras Fuerzas Armadas deberían actuar al respecto, particularmente piensa que el Ejército estaría en capacidad de enfrentarlos?

R-Asela, el tema de la frontera está de moda, yo participé en el seminario, nosotros no discutimos nada encubierto, porque una muestra de eso es que se hizo el seminario en el auditorio del Banco Central para que el pueblo dominicano, las personas que han hablado mucho del tema haitiano y que han dicho que a nosotros los militares el tema haitiano se nos ha ido de las manos, se les dio a ellos la oportunidad para que pudieran hacer su intervención y que saliera de ahí, del seminario soluciones para enfrentar esto, porque no es un problema sólo de las Fuerzas Armadas, éste es un problema de todos los dominicanos. Yo he trabajado en toda la línea fronteriza desde segundo teniente hasta coronel, conozco la frontera desde Dajabón hasta Pedernales, y hace 15 días hice un recorrido completo en toda la línea fronteriza entiéndase los 391 kilómetros de la línea fronteriza, nosotros no somos los que trazamos la política fronteriza, es el Estado dominicano quien tiene que hacerlo y no la ha trazado nunca.

P-¿Por qué?

R-Esa es una buena pregunta, pero el Gobierno que encabeza el presidente Mejía ha tratado este asunto con mucha transparencia y nosotros los miembros de las Fuerzas Armadas, que tenemos la responsabilidad de frenar el éxodo de nacionales haitianos, no hay que esperar diez o quince años, vamos a hablar de lo que está ocurriendo ahora, el problema haitiano es un problema muy complejo, estamos hablando de un país que vivió en una dictadura hace 15 ó 16 años, y que después de la dictadura ha vivido en un caos, donde no hay orden, donde no se respeta la institucionalidad, donde hay una situación muy difícil en todos los órdenes, pero ese problema no es nuestro es de ellos, ¿qué ocurre? que a medida que su situación se torna cada vez peor, ellos quieren cruzar la línea fronteriza a como dé lugar para buscar trabajo aquí, y hacer lo que usted plantea, en todas las fronteras del mundo hay problemas, usted sabe lo que está pasando en la frontera de Méjico con Estados Unidos, en Colombia con Venezuela, todos los países con fronteras siempre tienen, problemas sobre todo los que están más necesitados, los que están pasando hambre, siempre tienden a irse del lado donde puedan estar mejor, pero es bueno que la sociedad dominicana sepa lo que estamos haciendo.

P-¿Admite que en los contrabandos y todas las diabluras que se cometen allá siempre han estado involucrados militares dominicanos también, no sólo haitianos?

R-No hay una actividad delictiva que se realice en la frontera, contrabando del tipo que sea, donde no esté involucrado un militar.

P-Y los jefes también, y los secretarios de las Fuerzas Armadas, y empresarios dominicanos y haitianos…

R-Ahora en esta gestión no, ni yo ni el secretario de las Fuerzas Armadas permitimos contrabandos, la línea fronteriza está controlada en todos los aspectos.

P-Y si está tan controlada, ¿por qué los americanos están mandando a Azua un equipo élite de militares que van a ir a vigilar lo que están haciendo los militares dominicanos en la línea fronteriza?

R-Asela eso no es así, yo soy el jefe del Ejército y, no conozco eso, la frontera dominico-haitiana está controlada por soldados del Ejército Nacional. Yo desconozco que vengan militares americanos a eso, yo tengo una supervisión permanente de lo que está sucediendo allá.

Noticias Relacionadas

Ennoti.com, nos dedicamos a recopilar noticias de diversos medios periodísticos con el objetivo de mantener informada a la población dominicana sobre los eventos más relevantes que suceden tanto en el país como en el extranjero.