sábado, mayo 18, 2024
Santo Domingo, Rep. Dom
Salud

Los mareos durante el embarazo: ¿Cuándo es preocupante?

El embarazo a menudo causa molestias, ya sean náuseas matutinas, dolores de espalda o pies hinchados. Pero a veces, advierten los expertos en salud, un síntoma aparentemente menor puede indicar algo mayor.

Por ejemplo, los mareos.

“Es común, especialmente en el primer trimestre”, dijo la Dra. Silvana Ribaudo, doctora tratante y asistente profesora clínica en el departamento de obstetricia y ginecología de Columbia University en la ciudad de Nueva York.

Pero eso no quiere decir que se debe ignorar, advirtió ella. “Lo importante es evaluar de manera holística lo que podría estar pasando. ¿Hay una enfermedad preexistente, como deficiencia de hierro? ¿O una arritmia cardíaca (latidos irregulares)? Todo esto se debe tener en cuenta para posiblemente examinarlo a fondo”.

Es normal tener algunos mareos, especialmente en las primeras etapas del embarazo, dijo Ribaudo. Los cambios hormonales hacen que los vasos sanguíneos se dilaten y relajen, lo que reduce la presión arterial. Otro factor podrían ser niveles bajos de azúcar en la sangre.

Entonces, ¿cómo puede una mujer saber cuándo debe preocuparse?

Tal vez no lo sepa, dijo la Dra. Elizabeth Langen, codirectora del programa de cardio-obstetricia en la Universidad de Michigan, en Ann Arbor. Y por eso las mujeres deben tener una buena conversación con su equipo de atención médica durante el embarazo.

“Si una mujer tiene un síntoma que le parece nuevo o diferente, siempre es buena idea hablar con su proveedor de atención médica”, dijo Langen, quien también es profesora clínica asociada de obstetricia y ginecología. “A ella no le corresponde saber si está enferma o no. Si el síntoma le molesta, debe comentárselo a su equipo de atención médica para ver si es o no es peligroso”.

Los mareos pueden ocurrir por distintos motivos en diferentes etapas del embarazo, agregó Ribaudo.

Primer trimestre

Durante las primeras semanas y meses de embarazo, muchas mujeres tienen náuseas y vómitos que pueden venir acompañados por mareos o provocar deshidratación, que a su vez puede causar mareos.

Langen dijo que las mujeres deben asegurarse de mantenerse bien hidratadas y pararse lentamente para evitar sentir como si se fueran a desmayar.

“En una persona que por lo general es saludable sin otros factores de riesgo conocidos, si se siente mareada, lo primero que recomendamos es que preste atención a la hidratación”, comentó ella. “Asegúrate de que tengas electrolitos, de tomar bebidas deportivas intermitentemente, usar medias de compresión. Cuando te sientas cansada, permítele a tu cuerpo tener el descanso que necesita para que te sientas bien”.

Desmayarse es una señal sobre la cual una mujer debe hablar inmediatamente con su equipo de atención médica, explicó Langen.

“Si ella se marea y desmaya, eso es algo muy preocupante”, dijo ella. “Si ella se siente mareada después de sentarse a descansar o siente que le falta aire, eso no es normal. También, si se despierta con falta de aire o no puede acostarse boca arriba sin sentir que le falta el aire”.

Un estudio del 2019 en la revista Journal of the American Heart Association, halló que las mujeres que se desmayan durante el embarazo, especialmente durante el primer trimestre, pueden correr un mayor riesgo de tener malos resultados en el embarazo, como partos prematuros, o podrían tener una enfermedad cardíaca subyacente, como latidos irregulares. Es necesario para ellas dar seguimiento estrecho durante y después del embarazo.

Sentirse con falta de aire puede indicar otras afecciones posiblemente graves del corazón, dijo Langen.

Segundo trimestre

Para la mayoría de las mujeres, el segundo trimestre llega con menos náuseas y mareos relacionados, explicó Ribaudo. “Es aquí cuando el apetito regresa y la energía mejora”, agregó ella. “Si ocurren mareos ahora, es importante tener un diagnóstico”.

Un motivo podría ser vértigo. A diferencia del mareo, el vértigo –una percepción falsa de que las cosas se mueven– empeora con cualquier tipo de movimiento, aunque la persona esté acostada y al mover la cabeza de lado a lado, dijo Ribaudo. Esta situación requiere un examen neurológico para diagnosticarla.

Otra causa de mareos puede ser debido a la presión excesiva que ejerce el útero en crecimiento sobre los vasos sanguíneos de la madre.

Tercer trimestre

Los mareos durante el tercer trimestre pueden ser un síntoma de un trastorno hipertensivo, o relacionado con la presión arterial alta, como la preeclampsia. Este es un problema médico potencialmente peligroso que afecta a 1 de cada 25 embarazos en Estados Unidos y generalmente comienza después de las 20 semanas de embarazo.

Cuando ocurre preeclampsia, la presión arterial alta de la madre puede reducir el flujo de sangre al feto. Se diagnostica cuando niveles elevados y persistentes de la presión arterial vienen acompañados por niveles elevados de proteína en la orina o niveles reducidos de plaquetas en la sangre, problemas del hígado o los riñones, líquido en los pulmones o problemas neurológicos.

En el bebé, los riesgos de la preeclampsia incluyen nacer prematuramente o con menor tamaño para la edad gestacional, según un informe de 2021 de la American Heart Association. En la madre, la afección aumenta el riesgo de muerte maternal y de desarrollar enfermedades cardiovasculares así como otras enfermedades posteriormente en la vida. Si no se trata, puede dar lugar a convulsiones, un problema médico que se conoce como eclampsia.

“A todos los obstetras y ginecólogos les preocupa la preeclampsia”, dijo Langen. Por eso, los profesionales de atención médica miden rutinariamente los niveles de presión arterial durante el embarazo.

Últimas etapas del embarazo o después del nacimiento del bebé

La cardiomiopatía periparto es una enfermedad rara pero grave del músculo del corazón que puede causar insuficiencia cardíaca en las últimas etapas del embarazo o después del parto del bebé, dijo Langen. Los síntomas pueden incluir mareos y falta de aire. “Las personas creen que después de que nace el bebé, desaparecen los riesgos de complicaciones, pero no es así”.

Por eso es importante que las mujeres procuren obtener atención de seguimiento con su equipo de atención médica después de dar a luz y estar conscientes de la presencia de síntomas raros, dijo ella.

Otras causas

La deficiencia de hierro es otra posible causa de mareos durante el embarazo. El hierro es esencial para producir la hemoglobina que transporta oxígeno en el cuerpo. A medida que crece el feto, aumentan las demandas de oxígeno de la mamá y su bebé en crecimiento, lo que requiere más hierro –y hemoglobina– en la sangre. Cuando el nivel es bajo, se conoce como anemia por deficiencia de hierro, y puede aumentar el riesgo de un parto prematuro, tener un bebé con bajo peso al nacer y de mortalidad neonatal.

Los niveles de hierro bajan levemente en casi todas las mujeres durante el embarazo, “pero en algunas caen por debajo del promedio”, dijo Langen. “Generalmente se puede tratar con suplementos de hierro”.

Las embolias pulmonares, o coágulos de sangre que bloquean las arterias que van a los pulmones, son otros problemas médicos graves que pueden causar mareos, agregó Langen. Otros síntomas incluyen dificultad para respirar y dolor de pecho los cuales nunca se deben ignorar ya que estos estados médicos pueden ser mortales.

Di cómo te sientes e insiste que te escuchen

Muchas muertes maternas, incluso aquellas a causa de enfermedades cardiovasculares, se pueden prevenir si los problemas se detectan desde un principio, de acuerdo con un informe de 2022 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Pero incluso cuando las mujeres dicen cómo se sienten, a veces no las escuchan. Por ejemplo, los estudios revelan que las mujeres de raza negra corren un riesgo tres veces mayor de morir por causas relacionadas con el embarazo que sus pares blancas, y que el racismo estructural y el prejuicio implícito juegan un papel.

Ribaudo dijo que las mujeres se pueden proteger mejor informándose sobre los síntomas y las complicaciones relacionadas con el embarazo cuando toman la decisión de tener un hijo.

“Familiarízate con lo que el cuerpo debe sobrellevar”, dijo ella. “Mantente informada y confía en ti misma. Si no te sientes bien, di algo, porque probablemente tienes razón”.

Y, dijo Langen, elije un equipo de atención médica que te escuche.

“Necesitas una relación con tu proveedor de atención médica que brinda seguridad y apoyo”, dijo ella.

American Heart Association News hace reportajes acerca de noticias del corazón y el cerebro. Las opiniones expresadas en este artículo no necesariamente reflejan la postura oficial de la American Heart Association. American Heart Association, Inc. es el propietario o el titular de los derechos de autor, y todos los derechos están reservados.

Noticias Relacionadas

Ennoti.com, nos dedicamos a recopilar noticias de diversos medios periodísticos con el objetivo de mantener informada a la población dominicana sobre los eventos más relevantes que suceden tanto en el país como en el extranjero.