martes, febrero 27, 2024
Santo Domingo, Rep. Dom
USA

Migrantes limpian parabrisas en calles de Denver para ganar dinero: “Vinimos a trabajar y seguir adelante”

En las transitadas calles de Denver, un fenómeno se ha convertido en parte del paisaje urbano: inmigrantes venezolanos, enfrentando los desafíos de una nueva vida, se ganan la vida limpiando parabrisas. En un día bueno, un grupo puede recaudar alrededor de $70 dólares, repartidos entre 10 o más personas. A pesar de la remuneración modesta, esta tarea se ha vuelto común en toda la ciudad en los últimos meses, de acuerdo con un reportaje de The Denver Post.

Algunos de estos extranjeros comparten experiencias en la intersección de Speer Boulevard y Zuni Street. Jhony Soto, de 26 años, refleja la actitud resiliente de su grupo: “Nunca estamos de mal humor. Estamos felices todos juntos. Siempre sonriendo”. Pero detrás de esta sonrisa hay una realidad cruda: enfrentan obstáculos económicos y legales que les impide conseguir empleos formales.

Denver ha recibido a decenas de miles de venezolanos que huyen de la crisis humanitaria y económica en su país, señala el diario local. La espera de la resolución de sus casos de asilo, sumada a los retrasos en los permisos de trabajo, ha complicado aún más su situación. A pesar de las restricciones federales, estos inmigrantes buscan desesperadamente medios de subsistencia y, para muchos, lavar parabrisas es una opción viable, aunque incierta.

En un día, los indocumentados solo ganaron $1 dólar en cuatro horas. Sin embargo, Freddy Arjona, de 29 años, mostró la determinación del grupo: “Vinimos aquí con un objetivo: trabajar y seguir adelante. ¿De qué otra manera vamos a hacer esto sin comenzar con este tipo de trabajo para pagar las cosas?”

Aunque esta práctica es común en otras ciudades de América Latina, es relativamente nueva en Denver. Yoli Casas, directora ejecutiva de ViVe Wellness, señala a The Denver Post que, si bien al principio le preocupaba la seguridad de los limpiadores, comprendió la situación desde el contexto sudamericano.

El Departamento de Policía de Denver ha expresado preocupaciones sobre la seguridad de los limpiadores de parabrisas, pero se ha centrado en educar más que en citarlos. Aunque algunos residentes ven esta actividad como una molestia, otros como Garrett Gatewood, reconocen la necesidad de regularizar la situación de los inmigrantes.

Ernesto Guerrero, mientras tanto, muestra una actitud de tolerancia hacia los limpiadores: “No me molesta. Así es como pueden ganar dinero”. Para Arjona y sus compañeros, este trabajo es solo un primer paso hacia una vida más estable y segura en su nuevo hogar.

Sigue leyendo:
• ¿Quiénes no podrán solicitar asilo en Estados Unidos si se llegase a aprobar el acuerdo migratorio?
• Entra en vigor ley de Texas que eleva sentencias para condenados por tráfico de migrantes en la frontera
• Greg Abbott advirtió que Texas ampliará operativo de seguridad en frontera con México: “No nos limitaremos”

Noticias Relacionadas

Ennoti.com, nos dedicamos a recopilar noticias de diversos medios periodísticos con el objetivo de mantener informada a la población dominicana sobre los eventos más relevantes que suceden tanto en el país como en el extranjero.