lunes, mayo 20, 2024
Santo Domingo, Rep. Dom
Tecnologías

‘Super Mario Bros. Wonder’, análisis: Nintendo vuelve a maravillarnos

Comenzaba a ser bastante extraño que, durante el año en que pudimos disfrutar una película animada de Super Mario, que además destrozó todo tipo de récords y dejó maravillada a la amplia mayoría de fans, no tuviéramos un nuevo juego del plomero italiano. Pero Nintendo nos tenía guardada una sorpresa. Una que, incluso, vuelve a subir el listón de calidad en el género de plataformas. Super Mario Bros. Wonder es, indudablemente, uno de los mejores juegos de 2023.

Nintendo, con el lanzamiento de cada nuevo Super Mario Bros., nos ha malacostumbrado a creer que las plataformas en dos dimensiones son un género que se presta a la constante innovación. Sin embargo, ese pensamiento está muy alejado de la realidad. El margen de mejora es mínimo. Tan solo hace falta voltear a ver los metroidvania para comprobar que, salvo casos puntuales, cada vez es más complicado encontrar algo que realmente se sienta diferente.

Pero los de Kioto, casi con cada título de Super Mario Bros., logran dar con la fórmula para desarrollar un juego sobresaliente. Con Wonder, por fortuna, no ha sido la excepción. De hecho, no tengo ningún problema en afirmar que es el salto más atrevido y, al mismo tiempo, el que mejores resultados ha dado desde que la franquicia nació en el lejano 1985, que no es un tema menor. No solo es la maravillosa propuesta visual, sino también cómo brilla en términos de jugabilidad.

Super Mario Bros. Wonder

Antes de pasar a lo más importante, primero debo decirte que Nintendo nuevamente ha centrado sus esfuerzos en la parte jugable. Es decir, no esperes que Super Mario Bros. Wonder rompa esquemas y proponga, por primera vez en la historia de la saga, una historia elaborada. Aquí no la vas a encontrar. Sinceramente, tampoco le hace falta. Prefiero que la compañía siga enfocando su atención en el gameplay en lugar de una narrativa profunda.

Dejando claro lo anterior, vamos ahora sí a repasar lo mejor de Super Mario Bros. Wonder. Apenas tu personaje ponga pie en el primer escenario, te darás cuenta de que Nintendo vuelve a exponer su maestría en el diseño de niveles en un entorno 2D con desplazamiento lateral. Cualquier objeto que veas siempre tiene una motivo de estar en ese preciso lugar. Unas veces para convertirse en un apoyo, otras para obstaculizarte el camino.

A diferencia de entregas anteriores, Super Mario Bros. Wonder se apoya, y mucho, en la exploración. Se percibe que los escenarios, ambientados en el Reino de la Flor, son más amplios y esconden más secretos que antes. Por si fuera poco, es la primera vez que un título de Mario en 2D elimina el límite de tiempo. Sí, se acabó lo de estar cuidando el cronómetro para terminar el nivel, lo cual facilita recorrerlo con más calma. Si exploras, tendrás tus recompensas.

Sin embargo, la mayor novedad de Super Mario Bros. Wonder con relación al diseño de niveles, y la que verdaderamente le permite tomar distancia de sus predecesores, es la Flor Maravilla. Se trata de un ítem que podemos encontrar en los escenarios. Al tomarla, la experiencia da un giro de 360 grados.

La Flor Maravilla es capaz de alterar por completo el diseño del nivel. Te sorprenderás al ver que las tuberías se empiezan a mover como si fueran gusanos, la perspectiva del juego cambia o el escenario se infesta de enemigos u objetos interactivos. La variedad de situaciones es muy diversa y solo te estoy contando algunos ejemplos.

Créeme, es una locura que, lo que aparenta ser un nivel común y tranquilo, de un momento a otro cobra vida y te reta a reaccionar rápidamente para afrontar los cambios. Si no estás listo, Super Mario Bros. Wonder no duda en castigarte.

Super Mario Bros. Wonder

En este punto tengo que hablarte de la dificultad. Equivocadamente, se piensa que los juegos del plomero son pan comido. Al menos en el caso de Wonder, no es así. Cuando juegas en solitario, hay momentos en que el juego te exige habilidad y rapidez con el mando. Vas a morir más de una vez intentando superar zonas específicas, y eso también es parte de la magia de Super Mario Bros. Wonder. De intentarlo todas las veces que sean necesarias hasta que salgas triunfante.

¿Significa lo anterior que los más pequeños o jugadores con menor habilidad no pueden disfrutarlo? No, para nada. La verdad es que Super Mario Bros. Wonder se puede adaptar para que novatos y experimentados lo disfruten por igual. Para ello, han dispuesto un modo cooperativo local para hasta 4 jugadores. Como su nombre lo indica, la cooperación entre todos los participantes es clave para superar cada nivel. Ciertamente, el juego se vuelve más sencillo con esta modalidad. El reto se presenta, entonces, cuando lo juegas solo.

No podemos hablar de un nuevo Super Mario Bros. sin hacer mención, también, de los nuevos potenciadores. En Wonder, el que más impacto tendrá sobre tus enemigos y el propio escenario es el Elefanzana, el cual te transforma en un temible elefante que lo arrasa todo a tu paso. Por su parte, el Champitaladro permite acceder a ciertas zonas del mapa gracias a sus perforaciones, mientras que Flor Burbuja atrapa enemigos en una burbuja y los convierte en monedas.

Super Mario Bros. Wonder

En cuanto a la diversidad de enemigos, Super Mario Bros. Wonder no decepciona. Hay muchos rivales que debutan, y sus habilidades fueron diseñadas para que tú, como jugador, aproveches el amplio abanico de potenciadores para defenderte y luego quitártelos del camino. Los que sí quedan a deber son los jefes finales. No por un tema de variedad, sino porque derrotarlos no representa un desafío a la altura. Es la única parte que decepciona del juego.

La última gran apuesta de Super Mario Bros. Wonder, pero no por ello la menos importante, es la renovación visual. Vemos un estilo artístico totalmente distinto al que estábamos acostumbrados en las experiencias jugables 2D. La combinación de tantos colores, los efectos y las cuidadas animaciones ponen la cereza del pastel. Igualmente, hay que aplaudir el extraordinario trabajo del compositor Kōji Kondō, quien vuelve a plasmar sus melodías de una forma magistral. Es, por cierto, un Super Mario con música atrevida que rompe con lo habitual.

En términos generales, faltan palabras para describir la fantástica experiencia que es Super Mario Bros. Wonder. Me atrevería a decir que es la mejor entrega de la longeva franquicia, un nuevo punto de referencia desde el cual Nintendo, y cualquier otra compañía que pretenda destacar en el género, debe partir. Si tienes una Switch, no puede faltar en tu biblioteca.

Recibe cada mañana nuestra newsletter. Una guía para entender lo que importa en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

Procesando…
¡Listo! Ya estás suscrito

También en Hipertextual:

Noticias Relacionadas

Ennoti.com, nos dedicamos a recopilar noticias de diversos medios periodísticos con el objetivo de mantener informada a la población dominicana sobre los eventos más relevantes que suceden tanto en el país como en el extranjero.