martes, febrero 27, 2024
Santo Domingo, Rep. Dom
Mundo

Ucrania asegura que las tropas rusas usan el sistema de comunicación por satélite de Elon Musk

La comunicación por satélite de la empresa Starlink era una de las ventajas que tenía el ejército ucranio frente al invasor. Hasta hoy.

Los Servicios de Inteligencia del Ministerio de Defensa ucranio (GUR) confirmaron el domingo que los regimientos rusos en el frente de Donetsk, en el este del país, también han empezado a utilizar “de forma sistemática” las antenas de comunicación de la compañía del millonario estadounidense Elon Musk. No hay unidad militar en Ucrania —desde la escuadra más pequeña a los cuarteles de los generales— que no utilice Starlink como método de comunicaciones.

Su conexión de internet sirve para utilizar los teléfonos móviles y para monitorizar en tiempo real la situación en el frente con programas informáticos militares. No solo eso; la conexión que aporta Starlink también permite controlar los drones de observación y de ataque.

Oficialmente, Starlink no puede ser utilizado por el invasor. Las sanciones contra el régimen de Vladímir Putin impiden que su tecnología pueda comercializarse en Rusia.

Los satélites de Musk tienen desconectada la conexión en territorio ruso. Pero las antenas de Starlink están siendo utilizadas por las fuerzas rusas en suelo ucranio, en el frente de guerra.

Los medios ucranios han informado de que las antenas están llegando a las tropas enemigas a través de terceros países. En concreto, según el periodista Andrii Tsaplienko, una gran partida de antenas contratada en Emiratos Árabes llegó recientemente al ejército ruso.

Space X, compañía de la que es filial Starlink, emitió un comunicado el jueves en el que subrayaba que no opera en Dubái, uno de los emiratos, ni ha autorizado a sus distribuidoras a vender sus receptores de señal por satélite en Dubái. “Si Space X obtiene información de que las terminales Starlink son utilizadas por una parte sancionada o no autorizada, se investigará la denuncia y se procederá a desactivar la terminal, si se confirma”.

Starlink tiene la capacidad tecnológica para desactivar no solo la señal de los satélites, sino el funcionamiento de cada terminal. Las Fuerzas Armadas Ucranias pueden contratar los servicios de Starlink en su país, pero también cuentan con la provisión de cientos de ellos adquiridos y contratados [hay que pagar una cuota mensual] en otros países de Europa.

Musk aseguró el domingo a través de la red social X (antes Twitter), de la que es propietario, que la información del GUR es incorrecta: “Es categóricamente falso. Según nuestra mejor información, no hay Starlinks que hayan sido vendidos directa o indirectamente a Rusia”.

El empresario añadió que no tiene intención de activar sus servicios por satélite en Rusia. Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea, admitió el miércoles en el diario Kyiv Independent de que la UE no podía sancionar a países terceros desde los que Rusia esquiva las sanciones aplicadas por los aliados de Ucrania.

El GUR afirma que han comprobado que la 83ª Brigada de Asalto rusa tiene en su haber un elevado número de receptores de Starlink, que utilizan para su ofensiva en los municipios de Klischiivka y Andriivka. El portavoz del GUR, Andrii Yusov, dio por hecho que el número de antenas Starlink en el bando ruso está incrementándose, y creen que hay un serio riesgo de que se extienda de forma generalizada.

Militarny, un medio ucranio especializado en información militar, publicó el sábado la imagen de una casa próxima al frente, en zona ocupada por Rusia, con una antena Starlink en el tejado. Militarny afirma que en el frente empieza a haber problemas de conexión por saturación de la señal debido a que el invasor está incorporando más y más terminales.

Musk y su empresa fueron motivo de polémica en 2023 porque amenazaron con desactivar las terminales de Starlink que fueran utilizadas para fines militares. A principios de la invasión, Space X autorizó y facilitó su uso en Ucrania, pero con la condición de que su finalidad fuera civil.

En especial, Space X criticaba que su tecnología se utilizara para el control de drones de ataque. Musk cedió finalmente, en buena parte por la presión del Gobierno estadounidense.

El propio Musk denegó en el primer año de la invasión la petición de las autoridades en Kiev de que activara la señal de Starlink para atacar objetivos navales rusos en Crimea, península anexionada ilegalmente por Rusia en 2014. Pese a su ayuda, el polémico millonario ha sido ampliamente criticado en Ucrania por sus reiteradas declaraciones conciliadoras con Putin.

.

Noticias Relacionadas

Ennoti.com, nos dedicamos a recopilar noticias de diversos medios periodísticos con el objetivo de mantener informada a la población dominicana sobre los eventos más relevantes que suceden tanto en el país como en el extranjero.